Seguridad en las carreteras, gran reto para el sector logístico

La inseguridad es una realidad que afecta al sector logístico y, por supuesto, a las empresas que se ven en la necesidad de realizar el traslado de sus mercancías por tierra a través de terceros. Si bien no hay garantías al 100% de que la mercancía estará a salvo, sí existen esquemas que permiten seguir, localizar y asegurar los productos.

De enero a julio de este año se reportaron 2,356 carpetas de investigación por robo al autotransporte de carga, de acuerdo con datos de la Fiscalía General de la República. Aunque esta cifra es 24% menor en comparación con el mismo periodo del año pasado, el problema no es algo simple o pequeño. El robo en carreteras tiene un gran impacto al comercio.

Nosotros, como intermediarios logísticos, tenemos conocimiento de las medidas que toman las paqueterías para prevenir la pérdida de mercancías. Algunas, por ejemplo, cuentan con cámaras o servicios de rastreo, pero no resultan suficiente y no inhiben a la delincuencia. Sí, funciona para localizar los vehículos, pero cuando sucede ya están vacíos.

Ante esta situación, las compañías deben contemplar alternativas de servicios logísticos que les brinden asesoría respecto a los mejores esquemas de protección para su mercancía: seguros, custodias, rastreo satelital, entre otras opciones. El esquema elegido dependerá del valor de los productos (ya sea monetario o sentimental).

Si bien representa una inversión adicional (entre 1 o 1.5% sobre el valor de la mercancía), para muchas personas e incluso empresa, suele representar un gasto y por lo tanto deciden no contratar el seguro. Sin embargo, ante las estadísticas de robo que mes con mes nos preocupan, la recomendación siempre sería evaluar la posibilidad de adquirir la protección adicional a fin de tener mayor tranquilidad de que sus productos estarán respaldados en caso de algún incidente.

Por supuesto, todos esperamos que nada suceda en el traslado y que los paquetes lleguen a su destino, pero la realidad es otra. En nuestra experiencia, hemos llegado a tener casos desafortunados en las que la mercancía es robada y, al tener un compromiso total con el cliente, tenemos que gestionar y llegar a acuerdos con las paqueterías para exigir el reembolso. De nuevo, el contratar un seguro facilita y agiliza todo el proceso.

Adicionalmente, las empresas de paquetería y logística nos hemos visto en la necesidad de recurrir a tecnología y el diseño de seguros propios a fin de brindarle mayores garantías a los clientes. En el caso de Mail Boxes Etc., hemos tenido la oportunidad de firmar acuerdos con otras organizaciones para crear nuestras propias soluciones de seguros, como MBE Secure. Esta solución brinda a las compañías una alternativa de seguro, así como la necesidad de realizar los trámites tediosos y cansados al verse en la necesidad de reclamar alguna póliza.

La iniciativa privada puede invertir en dispositivos de localización y el cliente puede asegurar la mercancía. Acciones que, sumadas a las iniciativas del sector público para elevar los niveles de seguridad, le permitirán al sector logístico ofrecer mayores garantías a las empresas al momento de enviar mercancías. Todos los actores de la industria podemos hacernos responsables para disminuir este delito y contribuir a una economía más segura y fuerte.

Te invito a revisar mi columna anterior: Tecnología en logística ¿en dónde y hasta dónde?

Ilan Epelbaum actualmente es director general de MBE México.

Comenta y sigue a Ilan Epelbaum en Linkedin

Comenta y síguenos en Twitter: @GrupoT21