Pymes de Latinoamérica y sus  grandes desafíos

Si bien las Pymes de América Latina reconocen la necesidad de innovar, estas poseen un conocimiento limitado del impacto que las tecnologías digitales pueden tener en la cadena de suministro. Mientras muchas manifiestan ser conscientes de que se aproxima un momento de transformación ineludible, expresan cierto nivel de angustia ante la diversidad de tecnologías disponibles y su dificultad para evaluarlas en el marco de una transformación que favorezca a su negocio. En efecto, estas empresas típicamente carecen de los medios financieros, humanos y de gestión para abordar este tipo de transformación. 

Respecto a esto último, se evidencia capacidades muy limitadas en las posiciones de liderazgo y dirección para conducir el cambio cultural que implica una transformación de la magnitud planteada. Así, no alcanza con tener una agenda estratégica acertada, sino que se requiere también poner en funcionamiento dinámicas organizacionales ágiles orientadas a la innovación, la iteración y la transformación digital.

Muchas empresas medianas, con cierto liderazgo en la cadena, no cuenta con estas capacidades de liderazgo y les resulta difícil acceder a ellos en el mercado. Son pocos los talentos entrenados o con capacidades para desempeñar estos procesos y las compañías medianas no son lo suficientemente atractivas para estos talentos.

Finalmente, se debe considerar que las soluciones existentes en el mercado han sido diseñadas principalmente para responder a los requerimientos de grandes empresas en mercados avanzados y, en consecuencia, suelen no ser adecuadas para la escala y particularidades de las Pymes de América Latina.

Algunos de los obstáculos para la transformación digital de la cadena de suministro en América Latina son similares a los identificados en las economías avanzadas, se han identificado otras barreras específicas a la región: 

  • Entornos económicos y políticos de cierta inestabilidad y condiciones poco propicias para la inversión presentes en algunos países de la región, que retrasan la implementación de iniciativas de transformación de empresas extranjeras innovadoras.
  • Bajos costos laborales, los cuales compiten con los beneficios económicos potenciales generados por la adopción de tecnologías digitales. 
  • Disponibilidad local limitada de tecnologías adaptadas a las necesidades de empresas de la región, lo que las obliga a buscar y adquirir soluciones avanzadas en el extranjero, implicando costos más elevados y reduciendo el retorno a la inversión.
  • Reducida disponibilidad de servicios para la implementación y mantenimiento de las nuevas tecnologías. 
  • Desconocimiento y falta de priorización por parte de los niveles medios y gerenciales, y falta de trabajadores calificados.
  • Resistencia cultural ocasionada por factores generacionales y el miedo a la pérdida de empleo.
  • Escasa disponibilidad de talentos entrenados y con capacidad de liderazgo para conducir estos procesos en empresas medianas y pequeñas.

Debemos considerar otros factores de índole microeconómica que actúan como obstáculos a la adopción de tecnologías digitales en la cadena de suministro:

  • Factores de escala: la inversión en algunas tecnologías digitales en la cadena de suministro (por ejemplo, ciertos sistemas robóticos y clasificadores) está condicionada por las economías de escala, lo que implica que estas resultan atractivas solamente cuando son implementadas en grandes fábricas o centros de distribución. Muchas empresas de la región que disponen de grandes operaciones de distribución tienden a operarlas de manera descentralizada, en pequeños centros de despacho, para reducir riesgos de seguridad. Al descentralizar los centros de distribución, las economías de escala no pueden ser alcanzadas, con lo que la inversión en tecnologías digitales se torna menos rentable.
  • Transformación digital implementada en silos: la adopción tecnológica en la cadena de suministro es abordada generalmente dentro de una sola función operativa, sin considerar la necesidad de enmarcarla en una reingeniería de procesos integral. Esto tiende a crear barreras a la integración, problemas de interoperabilidad de sistemas y obstáculos a la compartición de información, lo que en última instancia conlleva altos costos de implementación.
  • Promesas incumplidas de beneficio de la inversión tecnológica: de acuerdo con algunos expertos entrevistados, el mercado latinoamericano de tecnologías de información está influenciado por proveedores de tecnología y consultores que promueven una visión excesivamente optimista y, en algunos casos, irreal de los beneficios relacionados con la transformación digital. Esto genera un escepticismo por parte de las empresas respecto a la promesa tecnológica. 
  • Dilema del innovador: es común observar que algunas de las empresas más innovadoras de América Latina presentan costos operativos más altos que firmas con un inferior nivel de transformación. En virtud de esta observación, numerosas empresas tienden a escoger opciones menos innovadoras y potencialmente más rentables en el corto plazo. 

Angélica María Barría Díaz es directora de la Asociación de Profesionales en Logística A.G, directora del Foro Iberoamericano de Logística, académica de la Universidad San Sebastián y académica de la Universidad Mayor.

Comenta y conecta con Angélica Barría Díaz en LinkedIn o en Twitter: @aplogchile

Revisa aquí la programación de: Diálogos Empresariales de Logística.

Comenta y síguenos en Twitter: @GrupoT21