Digitalización de la entrega para mejorar las ventas en la nueva normalidad

La transición al año 2021 vendrá llena de evolución y oportunidades para que las empresas reformulen sus procesos y estrategias comerciales y de distribución. La temporada alta de fin de año que contempla Navidad, año nuevo, día de reyes magos, es un periodo crucial para maximizar las ganancias; por ello, las pequeñas y medianas empresas (Pymes) deben asegurarse de llegar a tantos clientes como puedan, y en 2020, por el tema de pandemia, el puente más grande para lograr dicha meta fue el uso de tecnología a través de e-commerce, entregas inmediatas y logística de última milla por aplicación.

Bajo el contexto del año que terminó, surgen aspectos fundamentales para considerar en este nuevo ciclo; por ejemplo, tener en cuenta que el suministro de sus productos esté funcionando al 100%; dar enfoque a nuevas campañas de marketing, y al final, pero no menos importante, los servicios de logística, encargados de que todo llegue en tiempo y forma, así como el sector donde se debe poner mayor atención para lograr un desempeño exitoso durante el fin de año.

Con el ejemplo de la anterior temporada alta, y a fin de seguir subsistiendo y pensar en un futuro desarrollo, las Pymes deben tener en cuenta un punto que hoy se ha convertido en pilar del nuevo comercio: la digitalización de procesos, incluidos los servicios de entregas inmediatas y envíos a domicilio. Automatizar los procesos dentro de una empresa es fundamental para incrementar la eficiencia y reducir los costos internos; adicionalmente, este punto mejora en gran medida la experiencia de cliente y es punta de lanza para seguir modernizando las operaciones, y así seguir siendo competitivos en un ambiente de incertidumbre.

Sin embargo, no todo es color de rosa. Digitalizar los procesos de las empresas, ya sean pequeñas o medianas, implica diversos retos que será necesario enfrentar. De inicio, la adopción de nuevas tecnologías puede ser un proceso tardado, si a esto añadimos la falta de experiencia técnica y el poco conocimiento que se tiene, el resultado puede ser un obstáculo dentro de los procesos que se ejecutan comúnmente; sin embargo, una vez implementados los avances tecnológicos, la experiencia con el cliente será mucho más eficiente.

Pero, ¿por qué es importante la digitalización de las entregas el día de hoy? La respuesta es sencilla. Adaptar el modelo de transformación digital permitirá a las empresas ofrecer entregas en tiempos mucho más cortos, es decir, el mismo día o hasta en un periodo de 24 horas después de realizar un pedido. De igual manera, permite una reacción rápida ante el aumento de pedidos, programando las entregas y optimizando rutas de entrega casi al instante. Y con pedidos más rápidos aumenta la demanda, ya que hoy en día uno de los principales motivos para que la gente realice compras en línea son los envíos inmediatos y gratuitos.

La digitalización de las operaciones no siempre es una tarea fácil para las pequeñas empresas; el costo y la falta de experiencia son sólo un par de barreras que impiden que los dueños de negocios y los tomadores de decisiones inviertan en cambios.

Pero esto no tiene por qué ser un proceso abrumador o agotador cuando se está bien planificado. Como quedó demostrado en el 2020, la transformación hacia procesos digitales no es una tendencia a considerar para el futuro, sino que es algo que debe implementarse ahora mismo. Sin tener acceso a herramientas y servicios digitales como el e-commerce, o las soluciones de entrega digital y de transacciones financieras, las empresas pueden opacarse ante los competidores o no adaptarse al cambio de hábitos de los consumidores.

 

Revisa aquí mi columna anterior: La magia de una eficiente cadena de distribución en la temporada navideña

Christophe Milhères actualmente es director general de Lalamove México.

Comenta y sigue a Christophe Milhères en Linkedin