Así es como el comercio electrónico y la logística ayudaron a las empresas en un año atípico

Aunque los servicios logísticos siempre han sido indispensables para soportar las cadenas de suministro de negocios de todos los tamaños y resolver envíos domésticos de forma práctica, este año han tomado mayor relevancia al volverse servicios esenciales.

Con el brote del coronavirus, desde el inicio de 2020, las empresas de logística se han encargado de restablecer conexiones vitales que mantienen funcionando el comercio internacional y el transporte de insumos, materias primas, productos de primera necesidad y medicamentos que requieren ser manejados en tiempo récord y con condiciones de temperatura óptimas, para mitigar la crisis sanitaria mundial.

A pesar de que 2019 fue el año con mayor crecimiento en comercio electrónico a nivel mundial y con un 35% en México, ahora hemos visto más compradores en línea por el impulso de la pandemia, muchas personas están adquiriendo productos por primera vez y con mayor frecuencia, lo cual es un indicativo de crecimiento para el sector.

Según datos destacados del estudio UPS Business Monitor Export Index, el cual analiza el comportamiento de las operaciones de importación y exportación de las Pymes, los exportadores han aprovechado la oportunidad de incursionar en la venta en línea por la demanda existente; recurriendo a la creación de sus páginas web o apoyándose en redes sociales para promover su producto, pues en muchos casos no tenían página online y comenzaron de cero. Es así que el 36% de los exportadores que sí invirtió en este rubro indicó que sus ventas en línea aumentaron un 25% sobre la muestra total.

También lee: Pymes, ¿qué caminos logísticos tomar en El Buen Fin y el e-commerce?

Actualmente es muy importante que los negocios estén presentes en el comercio electrónico y replanteen los beneficios de contar con un sistema de envíos eficiente, con el que puedan entregar sus productos; de esta manera, es como pueden darse cuenta de que apoyarse en la logística es una inversión y no un gasto.

De acuerdo con el estudio UPS Pulso del Comprador en Línea, que evalúa las preferencias de compra en línea, se demostró que las plataformas favoritas de búsqueda de los usuarios son: buscadores 53%, marketplaces 51%, sitios web de minorista 33% y redes sociales 27% y se calcula que hasta un 57% de los usuarios dejó de comprar a un minorista debido a la pobre experiencia de compra en línea, tomando en cuenta factores como costos, tiempos de entrega y facilidad de retornos.

Un ejemplo de caso de éxito que se integró a las ventas en comercio electrónico es la empresa mexicana Ibee Products, que produce miel 100% gourmet. Al inicio de la pandemia disminuyeron sus ventas porque su forma de distribución habitual se vio afectada; sin embargo, esta pyme (pequeña y mediana empresa) expandió su oferta al mercado internacional, llegando a Qatar, en la península arábiga.

Esta empresa forma parte del Programa Mujeres Exportadoras (SheTrades) que a través del Centro de comercio internacional (ITC) exhibe sus productos en una plataforma en línea dedicada a conectar vendedores con compradores y UPS la apoya con la logística y envío de sus productos. Este programa es un esfuerzo global que permite a las mujeres emprendedoras fortalecer sus habilidades de exportación y oportunidades comerciales, acercándolas a las oportunidades comerciales en línea.

Otro ejemplo es el de Kalan Obleas, una empresa familiar que comercializa obleas. Sus canales de venta son: distribuidores con puntos en la República Mexicana y diferentes tiendas saludables; mientras que los pedidos del extranjero los reciben a través de redes sociales y por su tienda en línea, medio por el cual reportan más volumen de pedidos.

Actualmente exportan a países como: Bolivia, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, Panamá y Venezuela; y se encuentran finalizando el proceso para exportar a España y Paraguay; ocasionalmente han recibido pedidos de países como China, Dubái, Singapur y Suiza.

Cuando la demanda de su producto creció, se dieron cuenta que necesitaban hacer sus entregas de manera más eficiente con procesos más rápidos y sin descuidar la calidad del servicio.

Tomando en cuenta estos casos de éxito, podemos darnos cuenta de que, aunque la pandemia ha impactado en casi todas las dimensiones de la actividad económica y a los individuos a nivel mundial, por cuestiones de cierre de fronteras y las medidas de aislamiento; los sectores que se han apoyado en la logística y el comercio electrónico para poder movilizar sus productos han logrado mantener activas sus cadenas de suministro.

Es importante que las empresas de cualquier tamaño consideren la exposición de sus productos para venta en línea y que se apoyen de un buen aliado logístico para que sus pedidos lleguen a cualquier parte de México o el mundo. El desarrollo de estrategias digitales debe ser primordial e impulsada hacia el comercio electrónico, pues actualmente la demanda crece cada día más y así las empresas pueden diversificar sus oportunidades de venta.

También puedes leer la pasada colaboración de Michael Cuesta: Beneficios de contar con una estrategia de mitigación de riesgos al hacer envíos

Comenta y síguenos en Twitter: @GrupoT21

  • Consulta la edición electrónica de la revista T21 de noviembre en este link
  • Suscríbete aquí al boletín de noticias de T21
  • Solicita tu suscripción a la revista impresa en: suscripciones@t21.com.mx