La cadena de suministro del futuro con miras al siguiente reto: vacunar al mundo. Parte II

Retomando nuestras reflexiones sobre cómo vacunar al mundo, entremos de lleno a los retos que las redes de producción y distribución enfrentarán para que la preciada vacuna llegue a nuestras manos.

El reto de la manufactura global

Aún después de que la vacuna sea aprobada, llegamos al siguiente reto: producir para 8,000 millones de personas. Se sobreentiende que necesitaremos una capacidad masiva de producción para poder alcanzar la alta demanda requerida. De acuerdo con esta demanda, los expertos nos han advertido que por lo menos mil millones de dosis serán producidas sólo para el personal sanitario y todos aquellos que pertenezcan a industrias esenciales, siempre y cuando sólo sea una dosis requerida por persona.

Una pregunta válida debería ser: ¿cuánto tardaremos en dar por finalizada esta jornada histórica de vacunación? Otra pregunta que también es válida: ¿deberemos parar todas líneas de producción de las vacunas típicas requeridas para la población, sobre todo infantil, con la finalidad de tener la mayor capacidad de respuesta?

Hagamos una pausa y revisemos lo que nos puede brindar el contar con una fábrica inteligente. Con base en el estudio reciente MPI 2020 Industry 4.0 Study, 83% de los líderes en producción coinciden en que la Industria 4.0 es extremadamente importante. A medida en que los meses de esta disrupción han pasado, el número de búsqueda e interés de las empresas alrededor de la Industria 4.0 y el Internet de las Cosas ha incrementado. Lo anterior fue confirmado por Elvira Wallis, SVP y líder global de IoT en SAP. ¿Qué conecta ambas afirmaciones? Capacidad de adaptación a través de respuesta y flexibilidad.

La industria 4.0 habilita agilidad hacia la planta

Hace 10 años nació el concepto de la Industria 4.0 con un alto foco en automatización (con base en sensores de nuestras plantas). A medida que el costo del sensor disminuye, la “fábrica inteligente” incrementa su presencia en la industria. Lo anterior permite extender las funcionalidades de la cadena de suministro para obtener una visión holística que integra funciones de distribución y logística cambiando la productividad de nuestras operaciones.

Tenemos 4 pilares de la Industria 4.0 que proveen valor hacia el negocio: 1) la oportunidad de tener sensores más potentes y asequibles; 2) la capacidad que tenemos para diseñar y desarrollar más productivos inteligentes para nuestros consumidores; 3) activos inteligentes que nos permiten capturar en tiempo real data y fortalecer las capacidades de automatización; 4) incremento de productividad en la fábrica inteligente donde más allá de focalizarnos en los analíticos de la misma, nos permite empoderar a nuestros colaboradores a través de una toma decisión informada.

La inteligencia de nuestra fábrica dependerá de la visibilidad y contextualización de la información, y no sólo del nivel de la automatización de la planta. La capacidad que nuestros colaboradores tengan para utilizar la información e identificar los cuellos de botella permitirá hacer una gestión de operaciones con mayor agilidad.

Una gestión de operaciones ágil puede habilitar la conversión de líneas fijas de producción hacia una manufactura responsiva, representada por celdas de manufactura, este es parte de los secretos de cambiar el enfoque de una producción masiva hacia una customizada. Para llegar a este punto identificamos 3 grandes lecciones que nos han dejado los líderes de industria:

Lección 1. Porsche integra tecnología de punta en su plataforma de producción

Una de las promesas de esta compañía es entregar lo que exactamente quiere y busca su cliente. Para realizarlo, Porsche ha reconfigurado su línea de producción en celdas de producción automatizadas por vehículos guiados (AGVs, automated guided vehicles por sus siglas en inglés). Cada uno de estos “vehículos de producción” tiene visibilidad de la orden que está atendiendo y el flujo que debe recorrer para realizar el ensamblaje customizado masivo. Por lo tanto, una producción inteligente y digital es clave para poder configurar este tipo de operaciones.

Lección 2. Ligar la cadena de suministro a la preferencia del consumidor, el aprendizaje de Unilever

La colaboración de la cadena de suministro con ventas, marketing, investigación y desarrollo ha ayudado a Unilever a tener una sensibilidad muy aterrizada del cliente. Si integramos colaboración a las tecnologías que nos brinda la Industria 4.0 (automatización, analíticos, IoT e inteligencia artificial) podremos llegar a escenarios donde existe la individualización masiva de productos, siempre y cuando aislemos el problema y construyamos la solución independiente de la capacidad de la plataforma o tecnología X o Z. Lo más importante es enamorarnos de la solución a la que podemos llegar.

Lección 3: Reacción rápida de riesgos con tiempo real, consejo por GSK

La adopción de nueva tecnología y procesos puede significar un esfuerzo relevante de gestión del cambio. GSK suavizó esta curva con dos conceptos: 1) reconfigurar su organización de tal forma que pueda facilitar la colaboración; y 2) en conjunto con la tecnología ser mucho más ágiles para responder.

Por lo tanto, y de acuerdo al estudio de Oxford Economics, la priorización de su cadena valor –asegurando la integrada de la cadena de suministro y una alineación continuación con el equipo de colaboradores– podrá asegurar que la planta se convierta en una fábrica inteligente, capaz de resolver retos cómo la producción de 8,000 millones de vacunas en tiempo récord.

Continuemos la conversación en noviembre, donde desarrollaremos la parte de ejecución y sus procesos de logística de la cadena de suministro.

Te invito a que mantengamos contacto a través de t21.com.mx y en mi red social de LinkedIn: encuéntrame como Ana Cristina Nuñez.

Comenta y síguenos en Twitter: @GrupoT21

  • Consulta la edición electrónica de la revista T21 de septiembre en este link
  • Suscríbete aquí al boletín de noticias de T21
  • Solicita tu suscripción a la revista impresa en: suscripciones@t21.com.mx