La cadena de suministro del futuro con miras al siguiente reto: vacunar al mundo

Hace 6 meses, el caso emblemático que marcó a la cadena de suministro en 2020 fue la “crisis del papel de baño y sanitizantes”. Sí, aquel marzo donde cualquier punto de venta incluía mensajes al público como “sólo se permiten 2 unidades por persona”.

Enfilándonos al 7º mes de contingencia, debemos incluir en nuestras reflexiones ¿cómo debe ser la cadena del suministro del futuro? Sigamos con un ejemplo que seguramente será el emblema de los siguientes meses ¿cómo será la logística que permitirá vacunar al mundo?

Para ello, recorramos juntos esa cadena de suministro que está detrás de la vacuna. Actualmente están en plena ejecución los procesos de formulación, eventualmente pasaremos a la planeación hasta la manufactura y finalmente estaremos en condiciones de distribuir billones de dosis. Mientras hacemos lo posible desde nuestra trinchera para “aplanar la curva”, equipos de laboratorios médicos están en franca urgencia en el desarrollo de la fórmula de oro con el fin de que pueda llegar a 8 billones de consumidores.

El siguiente reto será: ¿bajo qué prioridades deberemos definir quién la recibe primero? (planeación), ¿quiénes cuentan y en dónde se encuentran las capacidades para realizar su producción bajo las especificaciones de formulación? (manufactura y operaciones) y ¿en qué condiciones deberemos almacenar y distribuir? (logística). Por lo tanto, el reto no es solamente contar con la fórmula correcta, sino también poder vacunar al mundo mientras paso a paso vamos abriendo la llave de la economía. ¿Cuáles son las claves que esta cadena de suministro debe seguir aplicables a todas las industrias?

- Diseño ágil y formulación. Siguiendo el ejemplo de la vacuna, las etapas que debemos considerar son a partir de las investigaciones académicas iniciales, la preparación de los ensayos clínicos, la ejecución de los ensayos y la aprobación final. En este escenario, previo al 2020, normalmente los tiempos de ejecución son de años entre las pruebas finales y hacer la transferencia a las empresas manufactureras. Ahora el pronóstico de los científicos y laboratorios es ejecutar todo el proceso de 12 a 18 meses, marcando la relevancia del concepto “time to market”.

- Planeación para 8 billones. Durante esta contingencia sanitaria, el cierre y apertura de las economías ha hecho mella en el flujo de los bienes de consumo. La volatilidad que representa el tiempo en que saldrá la vacuna y ayude a incrementar/estabilizar la demanda de productos aún es incierta, de ahí la necesidad de que las compañías y organizaciones estén preparadas para una cadena de suministro global eficiente y efectiva. Las capacidades de pronóstico están más allá de fórmulas estadísticas o del conocimiento empírico del mercado por lo que mirar hacia analítica predictiva y prescriptiva es una de las opciones que debe ser integrada a la oficina de Planeación de la Cadena de Suministro.

Revisa aquí la programación de: Diálogos Empresariales de Logística (de Grupo T21)

Estimado lector, pongamos en pausa estas claves para ahondar un poco más en cómo debe ser la planeación de la cadena de suministro del futuro. Ésta debe permitirnos ser flexibles para actuar rápidamente ante cualquier disrupción. Adicionalmente, deberán absorber capacidades que las tecnologías emergentes proveen, contar con predictibilidad, alineando en su conjunto las tendencias en mejores prácticas. Es por eso y de acuerdo con investigaciones de la APQC, las consideraciones a tomar son:

1. Balance entre eficiencia con el riesgo. Las organizaciones líderes que han adoptado un patrón de adaptación son las que consideran ir más allá de un foco en eficiencia para controlar costos. Para obtener una estabilidad continua se debe integrar el riesgo en la ecuación.

La pandemia demostró las vulnerabilidades de las organizaciones enfocadas sobre costo, aligeraron su capital de trabajo desde la perspectiva de inventarios y que, de acuerdo al giro de la industria, pudieron incrementar su exposición al riesgo en función del nivel de servicio.

Si integramos a la ecuación el factor de riesgo podemos tener mayor flexibilidad para adaptar a cambios en el patrón de consumo. Integrar el concepto de riesgo puede significar que las organizaciones construyan escenarios donde se identifiquen puntos de “buffer” dentro de su cadena de valor.

Una de las prácticas a tomar en cuenta para esto es Demand Driven-MRP. Ahora también, es relevante que en esta clave podamos tener capacidades tecnológicas para contar con modelación de escenarios de riesgo que nos permitan mitigarlo de forma holística.

2. Alineación con la estrategia organización. La relevancia de entender los objetivos estratégicos con la alineación de la cadena de suministro es primordial. Los planeadores deben tender puentes de comunicación con el fin de integrar cambios como: nuevos productos y cambios en los modelos de negocio. De acuerdo con el estudio más reciente de la APQC, las organizaciones que realizan esta alineación con la estrategia obtienen cadenas de suministros con menores costos, tiempos de respuesta/ciclo menores y mayor agilidad en el flujo de efectivo.

3. Desarrollo de habilidades de decisión con capacidades analíticas. En la cadena de suministro, los analíticos pueden proveer de información relevante para coordinar y ejecutar la logística de la demanda y la optimización de inventarios.

La oportunidad de corto plazo radica en analizar tanto los eventos históricos y sus consecuencias. Sin soporte de data cruda no tendrá la capacidad de anticipar los cambios que no están soportados en patrones históricos. Lo anterior incrementará el riesgo de forma excepcional en eventos sin precedentes. De acuerdo, al estudio de APQC, quien utiliza la analítica e inteligencia a su favor lograr incrementar su ciclo de efectivo.

Continuemos la conversación en octubre, donde desarrollaremos la parte de ejecución y operaciones de la cadena de suministro. Te invito a que mantengamos contacto a través de t21.com.mx y en mi red social de LinkedIn: encuéntrame como Ana Cristina Nuñez.

Comenta y síguenos en Twitter: @GrupoT21

  • Consulta la edición electrónica de la revista T21 de septiembre en este link
  • Suscríbete aquí al boletín de noticias de T21
  • Solicita tu suscripción a la revista impresa en: suscripciones@t21.com.mx