La nueva dinámica en las cadenas de suministro

Las cadenas de suministro de varias industrias han tenido una importante disrupción a raíz de la contingencia sanitaria provocada por el COVID-19 (coronavirus).

En el caso de AT&T en México y su cadena de suministro, en este proceso se involucran dos grandes áreas: compras por un lado y por el otro logística, almacenaje y distribución. Damos soporte tanto al equipo comercial con entregas de equipos en los puntos de venta y al grupo de servicio a clientes con entregas a domicilio. También brindamos servicio al área de ingeniería en la construcción y mantenimiento de nuestra red.

Desde el inicio de la cuarentena, nuestro equipo de compras ya contaba con las herramientas para trabajar desde casa; computadora y accesos a los sistemas, además del directorio de contacto de proveedores.

El grupo operativo a cargo de la logística, distribución, transporte y almacenes, así como los equipos que dan el soporte a la construcción y mantenimiento de nuestra red, se enfrentaron, sin embargo, con muchos retos.

Cobertura especial: COVID-19 y su impacto en la cadena de suministro

Como actividad esencial, hemos mantenido la operación con todas las medidas de protección con el fin de proteger a los empleados que se encuentran ahí físicamente.

¿Cuál ha sido la clave para seguir operando de manera exitosa? El papel de nuestros colaboradores ha sido fundamental. La gente ha estado muy comprometida y consciente. No puedo dejar de agradecer y reconocer el trabajo que están haciendo.

Cuando se determinó quiénes debían permanecer en sitio, asegurándonos que sólo se quedaran las personas que no pertenecieran a ninguno de los grupos vulnerables, se adaptaron de inmediato.

En el caso particular de la conectividad, es lo que nos ha mantenido activos, aunque no estemos cerca. Si esta pandemia se hubiera dado hace 20 años, sin las herramientas de comunicación que tenemos hoy en el mundo, estoy segura que muchas industrias hubieran parado, si no por completo, casi por completo.

En cuanto a la tecnología aplicada en términos de transporte y distribución, contamos con herramientas de geotracking y aplicaciones de monitoreo y control. Ésta es la que ha apoyado la operación de la cadena de suministro de AT&T.

Utilizamos tecnología en transporte por medio de la localización de las rutas, monitoreando siniestros y seguridad por medio de un centro de control que nos permite lograr un mejor rastreo y mantener altos estándares de seguridad en nuestros procesos de distribución y transporte.

Adicionalmente, en almacenes, a través de tecnologías como Internet de las Cosas (IoT por sus siglas en inglés) e Inteligencia Artificial, buscaremos hacer una labor automatizada donde, por ejemplo, con máquinas dispensadoras podamos tener la localización de cada modelo en el almacén y surtir las órdenes de manera automática.