Mitigar emisiones de CO2 en el transporte, necesario para cuidar el medio ambiente

Todos hemos escuchado hablar de la “huella de carbono” y su efecto negativo en el medio ambiente a nivel mundial, pero ¿sabemos exactamente a qué se refiere? La huella de carbono se define como la totalidad de gases de efecto invernadero emitidos por efecto directo o indirecto de un individuo, organización o producto y se mide en toneladas de dióxido de carbono equivalente (CO2).

La huella de carbono de una organización se mide por la totalidad de gases de efecto invernadero (GEI) emitidos por efecto directo o indirecto de la actividad de dicha organización.

Las medidas que deben tomar las empresas para reducir sus emisiones se encuentran dentro de algunas acciones que hoy conocemos como parte del programa de Empresas Socialmente Responsables (ESR), específicamente ayudando con la implementación de energías renovables, políticas de movilidad de los trabajadores y transporte de mercancías, así como nuevas tecnologías, que hagan más eficiente el consumo de recursos para minimizar los residuos.

Según el informe “La huella de carbono de 13 mil ciudades”, publicado en Noruega en Environmental Research Letters en 2018, Ciudad de México se ubica en la posición 37 a nivel global de emisiones, con 55.7 megatoneladas (Mt) anuales de CO2, después se ubican Monterrey 16.1 Mt, Guadalajara 15.1 Mt y Puebla 15.1 Mt.

¿Qué es lo que deben hacer las empresas? Las principales fuentes de emisiones de gases de efecto invernadero derivan de los medios de transporte por carretera, vía aérea, ferrocarril, marítimo y por tubería. Es por ello que las políticas de movilidad toman tanta importancia alrededor del mundo y el llamado a las empresas es llegar a una huella de carbono neutral y sostenible.

UPS envía 21.9 millones de paquetes y documentos diariamente, y constantemente evalúa cuántos kilómetros recorren sus unidades de carga, cuánto combustible consumen, el tiempo y ruta más corta, la reducción de uso de agua y papel, así como disminuir el ruido que hacen sus aviones, todo esto con el fin de sumarse a los esfuerzos de reducir la huella de carbono.

Cuando uno de sus clientes elige el servicio UPS carbon neutral compensa el impacto climático producido por el envío, pues con este servicio la empresa respalda proyectos que incluyen la reforestación, la destrucción de gases procedentes de vertederos, el tratamiento de aguas residuales y la destrucción de metano.

UPS ofrece a los clientes la capacidad de contrarrestar las emisiones de dióxido de carbono generadas por el transporte de sus paquetes a través de la compensación de carbono. Esto significa que por cada tonelada de CO2 que produce un paquete en el transporte, un proyecto verificado de reducción de emisiones ahorra una cantidad equivalente de CO2 en otro lugar del mundo. Al participar en el programa UPS carbon neutral, los clientes apoyarán proyectos de reducción de emisiones que ayuden a mitigar el impacto climático del envío de sus paquetes.

Los vehículos de UPS cuentan con la tecnología Telematics, que ofrece a los proveedores de servicio de la compañía rutas óptimas de entrega cada día, lo que ayuda a maximizar el desempeño en toda su red de servicio.

Las unidades de transporte con estos sensores monitorean y transmiten datos relacionados a la velocidad del vehículo, maniobras realizadas, tiempo muerto e incluso registran la frecuencia con la que se usan los frenos. Toda esta información es enviada a servidores de almacenamiento de datos en donde es analizada para proveer a la compañía hallazgos acerca de cómo optimizar rutas, incrementar la seguridad y mejorar la eficiencia del combustible, lo que se traduce en la disminución de los kilómetros conducidos y en ahorro de combustible, es decir, menos emisiones de CO2.

El uso de vehículos híbridos con capacidad de 4.5 toneladas, permite que mediante camiones ligeros de alto rendimiento se optimice el consumo de combustible a un bajo costo de mantenimiento.

Según datos de Shopify Plus y Statista, el comercio digital asciende a los cinco mil millones de dólares a nivel global, lo que ha ocasionado un incremento en la densidad de los envíos residenciales. UPS también está tomando ventaja de los avances en la tecnología de análisis de datos y automatización, para gestionar una mejor visibilidad de la concentración en el volumen de envíos y así buscar soluciones más sostenibles para la entrega de paquetes en áreas altamente pobladas.

La logística urbana requiere crear un entorno más sostenible y un ambiente más sano, es así como se ha adoptado un enfoque global para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, desde sus flotas de entrega y centros de operación, hasta innovadores servicios que ofrecen entregas más flexibles.

Las empresas deben buscar desde su giro, alternativas para la reducción de desechos y para las que aplique, en cuestión de movilidad, vehículos con tecnología avanzada, como la tecnología Telematics, unidades híbridas y servicios que disminuyan el impacto en el medio ambiente, optimizando tiempos y consumiendo menos combustibles para reducir las emisiones de carbono.

Twitter: @UPSMexico
Facebook: UPS México
Correo de contacto: rpmx@ups.com