La tecnología aplicada a la definición de redes de distribución logísticas

Por:
Jorge Ribas

La complejidad de los mercados actuales reside en una intensa competencia por ofrecer bienes de consumo de alta calidad y que se diferencien del resto, que se encuentren siempre disponibles y al menor precio posible. Estos factores permiten crear una experiencia de compra grata en los consumidores y hoy en día son requisitos fundamentales para pensar en ser competitivos.

Si traducimos algunos de estos requerimientos del mercado a conceptos de la gestión de la cadena de suministro, entonces hablamos de proveer bienes en tiempo y en forma al menor costo posible, impactando a variables como niveles de servicio, inventarios, costos de transporte, costos de manejo de materiales y finalmente en el costo de servir.

Entonces, ¿cómo diseñar la red de distribución óptima conociendo la gran cantidad de variables que interactúan en ella y que impactan en la rentabilidad y competitividad de una compañía?

No es una pregunta fácil de contestar, inclusive, diseñar una red de distribución pudiera suponer un gran desafío si no se cuenta con herramientas que ayuden a comprender el impacto del cambio de las variables antes mencionadas. Diseñar una red de distribución óptima considera en primer término recrear la situación actual, incluyendo todas las variables y restricciones vigentes. Ello permitirá comprender las debilidades y fortalezas de la red para dar paso a la generación de alternativas o escenarios con restricciones y requerimientos futuros definidos, donde se evalúen todas las variables de la ecuación.

Realizar este proceso utilizando herramientas computacionales cotidianas resultaría demasiado complejo y tardado para la mayoría de las empresas, debido a la gran cantidad de información requerida para obtener un resultado significativo y válido. Cruzar información de flujos de mercancía, registros de producción, niveles de inventarios, etc., requiere no sólo de gran capacidad computacional para realizar los cálculos necesarios, sino también de algoritmos específicos (programación lineal, programación multiobjetivo, etc.) para obtener un resultado acertado. Es justo aquí en donde los software especializados juegan un papel preponderante en la definición, no sólo de estructuras de redes de distribución a largo plazo, sino en las estrategias tácticas de abastecimiento mediante consolidación de cargas, entregas directas, entre otras.

¿Qué tan rentable resulta decidir producir en una planta alterna con menores costos de producción, pero con mayores costos de transporte? ¿Debería considerar una expansión en mi centro de distribución actual basado en mis costos de operación vigentes? ¿Qué ahorros podría materializar si incremento la capacidad de mi flotilla para lograr economías de escala? Éstas son solo algunas preguntas que pudiéramos contestar utilizando software especializados en diseño de redes de distribución, buscando tener mayor claridad y precisión para la toma de decisiones de nivel estratégico y táctico.

Actualmente muchas compañías han optado por el uso de este tipo de sistemas como parte de su planificación estratégica y táctica para la definición de su footprint de producción y distribución, así como para la construcción de estrategias de abasto que se revisen y actualicen de manera recurrente. Inclusive, dependiendo de la industria y la complejidad de su cadena, es posible encontrar equipos de Distribution Network Planning dentro de las compañías dedicados exclusivamente a la construcción de modelos y escenarios, cuyos resultados son el input para diversos departamentos como Distribution Requirement Planning, Transporte y la Dirección Logística para la planeación de presupuestos de CAPEX y OPEX.

El reto al que nos enfrentamos es hacer de estas herramientas informáticas soportes continuos para una planeación de operaciones exitosa. Para ello se requiere comprender el objetivo de cada modelo, las preguntas que busca resolver y las limitaciones propias del software en cuestión. A partir de ello será necesario entender la lógica de parametrización y agregación de información.

Si bien la tarea de optimizar una red de distribución es compleja, el uso de herramientas informáticas permite obtener resultados con mayor exactitud por la cantidad de variables a incluir en la evaluación y en un menor tiempo que pudiera ser destinado en su lugar al análisis de resultados y generación de escenarios adicionales para probar sensibilidades.

La tendencia en el uso de este tipo de herramientas es creciente y es sin duda un campo que ya es ampliamente explotado por las divisiones logísticas de las corporaciones como medio para la reducción de costos y el establecimiento de estrategias logísticas exitosas con incrementos en eficiencias operativas.

En esta Columna invitada también participó Bernardo Michel Flores Ríos, Consultor de Proyectos de Miebach Consulting
flores@miebach.com

Comentarios de los lectores:

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd> <blockquote>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta se realiza para impedir el envío automatizado de mensajes spam.
17 + 0 =
Resuelve esta sencilla operación matemática y escribe el resultado.