¿Y la profesionalización?

Por:
Arturo Chávez

El autotransporte de carga en México representa 2.9% del Producto Interno Bruto (PIB) del país, generando dos millones 300 empleos directos y tres millones 700 mil indirectos. De acuerdo con datos de la Dirección General de Autotransporte Federal en 2015 había registrados 134 mil 726 permisionarios con 806 mil 405 unidades, hasta este punto cifras conocidas por todos.

Viene lo interesante, realizando una comparativa entre los datos de 2007 y los de 2015, las microempresas que cuentan entre uno y cinco unidades (mal llamadas Hombre Camión), aumentaron al pasar de 84 mil 566 a 109 mil 890 permisionarios, creciendo un 29%, y en unidades transitando de 157 mil 950 a 206 mil 416 aumentando un 30 por ciento. En el periodo referido, las grandes empresas que cuentan con más de 100 unidades, aumentaron en 53% como permisionarios y un 69% en número de unidades.

¿Gran diferencia en crecimiento no? Tomando en cuenta que el sector de las microempresas de transporte representa 81.5% del total de permisionarios y 25.5% de las unidades registradas, vale la pena analizar por qué no crecen al mismo ritmo que las grandes empresas, ¿es por la falta de capacitación, competencia desleal, inexperiencia, altos costos como Pymes, falta de crédito o alto costo, corrupción o falta de profesionalización?

Son muchos factores individuales y lo que representa la suma de ellos. Como empresario Pyme me ha tocado vivirlos y enfrentarlos. El primer punto es la inexperiencia, la mayoría de los empresarios en México se han desarrollado de forma empírica, sin ninguna experiencia o preparación académica previa para hacer frente a la responsabilidad de dirigir a una empresa.

Las pequeñas empresas de autotransporte normalmente se originan de choferes que gracias a su esfuerzo pudieron hacerse de su propio camión, y ellos mismos manejan su unidad, si logran crecer, algún familiar directo maneja las otras unidades, de ahí se origina el termino de “Hombre Camión” el cual no comparto, desde ahí viene el error, no es un “Hombre Camión” ya es un microempresario que requiere asesoría y capacitación para administrar su empresa.

Este reto es aún mas grande ante las exigencias del mercado actual, en el cual los clientes solicitan unidades de reciente modelo, operadores capacitados, procesos documentados, servicio al cliente y certificaciones, por demás está mencionar cumplir con todas las obligaciones fiscales vigentes; si sumamos la sobrerregulación del sector y los recaudatorios reglamentos de tránsito locales, esto se vuelve un auténtico viacrucis para el micro empresario.

Es aquí donde la capacitación y profesionalización juegan un papel clave, anteriormente se han hecho valiosos y concretos esfuerzos impulsados por instituciones como Canacar, ANPACT, ANTP, CCMX y apoyados por autoridades locales y federales; sin embargo, esto debería de ser un tema permanente impulsado por las autoridades locales y federales en coordinación con las cámaras empresariales.

El micro empresario debe estar capacitado para saber cómo cumplir con sus obligaciones fiscales, conocer todas los reglamentos y normas con los que debe hacer frente, cómo capacitar y retener a sus trabajadores, conocer y administrar sus costos, evaluar la rentabilidad de su negocio, impartir educación vial a sus operadores, y cómo impulsar y hacer crecer su negocio.

Si bien la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) ha realizado un gran esfuerzo en favor de la seguridad vial, necesitamos redoblar esfuerzos en conjunto con cámaras y armadoras de camiones en pro de este importante sector empresarial, 134 mil 726 microempresas bien lo valen, no olvidemos que este sector literalmente mueve a México.

Un buen amigo y gran empresario del sector alguna vez me comentó: “No me da miedo la competencia, me da miedo la falta de capacitación de mi competencia”, totalmente de acuerdo.

Twitter: @EArturoChavez

Comentarios de los lectores:

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd> <blockquote>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta se realiza para impedir el envío automatizado de mensajes spam.
10 + 3 =
Resuelve esta sencilla operación matemática y escribe el resultado.