La logística a través de los años

En la Antigua Roma el término logística era empleado para identificar al administrador o intendente de los ejércitos del Imperio; sin embargo, a través del tiempo el concepto del mismo ha ido evolucionando hasta llegar a lo que hoy día conocemos, el cual según la Real Academia Española se refiere al conjunto de medios y métodos necesarios para llevar a cabo la organización de una empresa, o de un servicio, especialmente de distribución.

Si nos remontamos al inicio de las civilizaciones, estas consumían los productos en el lugar en el que estos eran recolectados, sólo en muy pocos casos eran almacenados, ya que la cantidad de artículos que podían llevarse de un lado a otro dependía proporcionalmente de la cantidad de hombres que se tuvieran disponibles para el acarreo, acortando así el ciclo de vida de los productos y propiciando que el desarrollo de las sociedades se diera cerca de los lugares de producción.

Conforme el ser humano fue evolucionando, las necesidades de alimento y materias primas aumentaron y dieron pie a una nueva etapa, en la que cada persona se dedicaba a la sobre-producción de un bien en particular e intercambiaba porciones por otras que satisficieran sus necesidades.

Sin embargo, no pasaron muchos años antes de que se iniciara la producción en serie y con esta los primeros procesos de producción complejos, los cuales requerían de una administración más eficaz y sistemas de venta más desarrollados, pero no fue sino hasta la revolución industrial cuando las máquinas dejaron a la logística como uno de los procesos más complejos y necesarios para el desarrollo de las empresas sin importar su tamaño.

A mediados de los sesenta, los empresarios comenzaron a comprender que la reducción de inventarios y cuentas por cobrar aumentaba el flujo de caja y vieron que la rentabilidad podía mejorar si se planeaban correctamente las operaciones de distribución. A finales de esta misma década, aparece el concepto de gestión de materiales, desarrollado a partir de una situación de escasez y discontinuidad de los suministros, pero cuyo fin era el mismo: proporcionar un determinado nivel de servicio con un costo social mínimo. Este período que va hasta 1979 se conoce como el de la "madurez" de la logística, porque la empresa se concientiza de la importancia de ella.

Durante los siguientes años, el desarrollo de la computación y la tecnología dieron pie a la creación de modelos logísticos basados en sistemas computacionales, los cuales a su vez aceleraron la necesidad de contar con un departamento específico para llevar a cabo la tarea logística y hacer más eficientes la cadena productiva. La importancia de maximizar los recursos con el menor capital posible tomó un papel estelar, logrando así que la mayoría de las empresas realizaran un avance definitivo en la integración logística.

En UPS, sabemos que no es necesario ser una empresa de gran tamaño para hacer grandes movimientos y llegar a destinos inimaginables; a través de la logística hemos acompañado a lo largo de los años a pequeñas y medianas empresas a convertirse en grandes imperios. Ser la compañía con mayor experiencia en el sector y años en el mercado a nivel mundial nos permite ser conscientes de muchos casos de éxitos de nuestros clientes.

Hoy día, la administración de los procesos y gestión de los mismos ha llegado a niveles nunca antes pensados: almacenes inteligentes, líneas de producción completamente automatizadas, rastreo de entregas en tiempo real entre otras cosas, son las herramientas básicas para el desarrollo y supervivencia de la empresa.

UPS continúa desarrollando procesos logísticos, gestión de la cadena de suministro y e-Commerce, combinando el flujo de mercancías, de información y de fondos, es una empresa que nunca ha dejado de reinventarse a sí misma.

Aún hay mucho por recorrer, estoy segura que empleando correctamente la tecnología como hasta ahora, maximizando los recursos humanos y encontrando un aliado logístico adecuado toda empresa, superará las expectativas del mercado será 100% exitosa.