La crisis de operadores

Por:
Osiel Cruz

Una empresa transportista recién regresó a su compañía arrendadora 200 camiones. Tenía proyectos en cartera para ponerlos a circular, pero la crisis de operadores que hay en el mercado la forzaron a tomar esa decisión. De no tomarla, la crisis habría sido mayor pues el pago de arrendamientos no espera.

En la región del Bajío, otra empresa transportista tiene más de 12 meses con 45 unidades paradas en sus patios. Acumulan polvo en vez de kilómetros recorridos. La razón es la misma, no se cuenta con el talento humano para ponerlas a circular.

La crisis de operadores está pegando fuerte en su crecimiento a muchas empresas transportistas que tienen potencial pero se los impide aprovechar la falta de operadores. La Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (Canacar), estima en al menos 80 mil operadores el déficit que se tiene.

Darle la vuelta a esta situación en el corto plazo no está fácil. El oficio tiene su complejidad y pocas, muy pocas empresas han tomado el toro por los cuernos y empezado a tener prácticas de retención de talento.

A la vida complicada de estar lejos de casa y de la familia, dormir de día, trabajar de noche, soportar los embotellamientos en carreteras que generan accidentes, retenes, contingencias ambientales; también hay que comer cuando se puede, porque después ya no se puede, y aguantar las ganas de ir al baño hasta la siguiente parada autorizada.

A ello hay que agregar la inseguridad que ahora se vive en nuestras carreteras. En febrero, Juan Carlos G. manejaba su Freightliner de Veracruz a Cuautitlán, Estado de México. En el tramo de Esperanza a Amozoc, de la autopista, un comando armado en un auto blanco le amenazó con una pistola a que hiciera el alto. No hizo caso y activó la alerta de seguridad de su sistema de rastreo. Un balazo en el parabrisas, que por fortuna no le dio a él, le advirtió que aquellos no vacilarían en ir más allá.

Tuvo mucha suerte. Antes de hacer alto total, en sentido contrario apareció una patrulla de la Policía Federal de Caminos. El comando huyó. Pero, eventos como el ocurrido, lo desaniman a seguir en el oficio. Ya hace planes para dejar este trabajo en el que lleva 17 años. Busca conducir un autobús International que en noviembre será suyo, en una ruta en Poza Rica, Veracruz.

Eventos como el de Juan Carlos, se han multiplicado en las carreteras mexicanas. Las compañías de seguros también han abandonado el autotransporte, por el tema de la inseguridad.

Por si fueran pocos los inconvenientes que viven los operadores, a las empresas les hace falta mejorar la gestión de este recurso humano.

No importa si son nuevos en el oficio. Antes de abordar el camión rumbo a su primer viaje, les recitan la serie de controles y políticas que se tienen para cerrarle los márgenes a un posible robo de diesel, llantas, viáticos, tarjeta Iave, mercancías, etcétera. Implícitamente se le está diciendo al operador que se le da el trabajo, aunque se desconfía de su honestidad.

Cómo una persona que es la pieza clave en una empresa de transporte puede sentirse parte del equipo, cuando de entrada se le está señalando de ser sospechoso de robar a la empresa. Expertos profesionales en la capacitación de los operadores, proponen qué hay que cambiar el trato a los candidatos.

Hay que dejar atrás la mentalidad de verlos como traileros o choferes, recomiendan, para darles un trato digno y de mayor confianza que lo haga sentirse responsable de su trabajo y de formar parte de un equipo. Para ello, hay que capacitarlo, comunicarle la trascendencia que su trabajo tiene para la compañía, y la importancia de que él desempeñe bien su labor para el crecimiento de la empresa. Obvio, además de esta relación constructiva, también tiene que reconocerse su importancia en la compañía con una remuneración ad hoc.

No hay que olvidar que se trata de seres humanos que tienen dignidad y que también están requiriendo un trato justo de su empleador, para poder salir motivado a hacer una labor que es bastante complicada y pobremente reconocida.

P.D.
TUM reestructura Aeroflash
A poco más de un año de haber adquirido Aeroflash, Grupo TUM decidió hacer una reestructura de su firma de mensajería y paquetería, luego de varios fallos en la operación que le llevaron a perder clientes importantes. Los cambios en la organización alcanzaron a la directora Lina María Mejía, quien dejó el cargo el pasado jueves. En su lugar llega Alfonso Olarte, un ex ejecutivo de DHL que tendrá como principal reto recuperar la confianza de los clientes en la firma y hacerla rentable. Un buen trompo a la uña.

Comenta y sígueme en Twitter: @CruzOsiel

Comentarios de los lectores:

Operadores en potencia

Se podría aprovechar la deportación de hombres que vienen de USA. Lanzar campañas en las fronteras.

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd> <blockquote>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta se realiza para impedir el envío automatizado de mensajes spam.
4 + 11 =
Resuelve esta sencilla operación matemática y escribe el resultado.