Autos aceleran logística interna

Por:
Osiel Cruz

La industria automotriz, el gran usuario del transporte y la logística, se mueve. Pero la velocidad a la que lo hace en estos primeros ocho meses del año, se da sobre los caminos del mercado interno, mientras que en el externo ha perdido vuelo.

Las ventas reportadas la semana pasada por la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), así lo confirman. El mercado interno registró cifras récord de crecimiento durante agosto al sumar 19.6% de distancia positiva contra las obtenidas el mismo mes del año pasado.

Esta evolución representó un total de 134 mil 43 vehículos nuevos comercializados contra las 111 mil 714 unidades que se colocaron en agosto del 2015.

La suma de vehículos nuevos que han sido vendidos en el mercado interno en estos primeros ocho meses del año totalizan 987 mil unidades, lo cual comparado con el mismo periodo del año pasado, significa un aumento del 18.5 por ciento.

También de acuerdo con la AMIA, estas cifras representan un récord para el sector automotriz en ventas dentro del mercado nacional, y superan las expectativas y pronósticos hechos para este año.

Las principales razones que explican este incremento de la demanda interna de vehículos nuevos, es la confianza del consumidor, lo cual ha motivado a la adquisición de nuevas unidades; pero también, un mayor acceso al crédito al consumo de bienes duraderos que ha experimentado el país y que en el rubro automotriz -de acuerdo con Bancomer-, durante junio y julio creció a un ritmo de 14.5 y 14.8% respectivamente, contra los mismos meses del año pasado.

Otro factor que ha jugado un papel a favor de éste resultado, sería la disminución de la tasa de informalidad laboral, que como ha mencionado el Banco de México en la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), la tasa de informalidad con respecto a la población ocupada total fue de 57.2% en el mes de junio pasado, la cual se compara favorablemente con el mismo periodo de años anteriores (59.6% en 2012, 58.9% en 2013, 57.6% en 2014 y 57.8% en 2015).

Y es que a menores tasas de informalidad, una mayor parte de la población económicamente activa estaría ingresando al mercado laboral formal, lo que incrementa sus probabilidades a ser sujetos de crédito por parte de la banca.

Éste es el combustible que está haciendo rodar internamente a la industria automotriz, lo cual se ha reflejado también en el crecimiento de la importación de unidades a través de los puertos mexicanos, principalmente Veracruz, al registrar un crecimiento del 8.3% y sumar al mes de julio un total de 320 mil vehículos importados vía marítima, y de los cuales, 186 mil entraron por el puerto jarocho.

La exportación, por su parte, continúa a la baja y se pronostica que así seguirá en los próximos meses, incluso en 2017, debido principalmente a la baja en la demanda de los vehículos que México produce (compactos y subcompactos) en los Estados Unidos. La baja de los precios de combustibles, habría cambiado los patrones de consumo en el vecino país, que ha preferido vehículos tipo SUV y familiares. Al mes de julio, por ejemplo, en nuestros puertos se ha caído un 18.1% la exportación de unidades.

Con el cambio de modelos que se da en este mes y de cara a la temporada alta de fin de año, todo hace indicar que seguirá siendo el mercado interno el que mantendrá a la industria automotriz con el pié en el acelerador, a la espera de que en el resto de los países a los que exportamos, las condiciones mejoren.

P.D.
Hanjin. ¿Quién paga a los usuarios?

Con la lamentable noticia de la quiebra de la línea naviera coreana Hanjin Shipping, los impactos negativos alcanzaron a muchas empresas mexicanas que hasta el momento, desconocen cuál será la suerte de sus mercancías que se encuentran a bordo de alguno de los barcos de esta firma. El tema no es sencillo, dado que la mayoría de los buques se encuentran en aguas internacionales a la espera de órdenes que resulten de las negociaciones que la empresa tenga con sus principales acreedores. Mientras eso ocurre, los barcos no atracarán en ningún puerto al no existir garantías de pago de sus servicios, y en altamar no se pueden traspasar contenedores a algún barco de otra naviera aliada, por no existir condiciones seguras para hacer esta maniobra. En pleno inicio de temporada alta, esta es una noticia muy mala para algunas empresas mexicanas, y lamentablemente no existe camino rápido para solucionar el problema más que hacer valer los seguros.

Sígueme en Twitter: @CruzOsiel

Comentarios de los lectores:

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd> <blockquote>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta se realiza para impedir el envío automatizado de mensajes spam.
1 + 6 =
Resuelve esta sencilla operación matemática y escribe el resultado.