Ferromex une al Bajío con Chicago con servicio intermodal

La empresa ferroviaria propiedad de Grupo México, continúa ganando terreno en el servicio intermodal entre México y los Estados Unidos. Este es un servicio que tradicionalmente tiene tasas de crecimiento de dos dígitos, aunque el año pasado y este 2014 su evolución ha sido apenas marginal.

Sin embargo, la promesa es que el servicio intermodal cross-border regresará muy pronto a la dinámica que se tenía, de crecimientos arriba de 12% y hasta 20% anual gracias a la mejora que la economía mexicana tendrá en los próximos años. Hoy mismo la tasa de crecimiento al 10 de mayo pasado es de apenas 2.3% con relación al mismo periodo del año anterior, según reporta la Asociación Mexicana de Ferrocarriles (AAR por sus siglas en inglés).

La apuesta de Ferromex es de la mano del ferrocarril Burlington Northern Santa Fe (BNSF). En septiembre pasado ambas empresas lanzaron el servicio diario Eagle Premium entre Monterrey y Chicago vía el cruce fronterizo de Piedras Negras y Eagle Pass. Y como se prometió esa vez, el próximo martes se inaugurará el mismo servicio, pero saliendo del Bajío a Chicago.

Este es un producto que va directo a atender la demanda de servicio que la industria automotriz generará con la apertura reciente de operaciones de las plantas de Mazda, Honda y la ampliación de Nissan, las primeras en el estado de Guanajuato y ésta última en Aguascalientes. Hay que agregar que ahí también está la planta de General Motors. El servicio que arrancará el martes, también beneficiará al resto de la industria de importación y exportación de la zona.

Hasta hace unos meses la presencia de Ferromex en el intermodal cross border era más bien simbólica. Y en cierto sentido, hasta conformista diría yo. Asumía no contar con una ruta capaz de hacerle mella al Kansas City Southern México (KCSM), que pagó una fortuna en la privatización, precisamente por la plusvalía de tener el cruce por Nuevo Laredo, que más directamente atiende el corredor industrial mexicano y está más cerca del rico Este de los Estados Unidos.

Pero con el desarrollo industrial automotriz que se está dando en la región del Bajío, el tiempo de recorrido entre los dos puntos no hace gran diferencia frente a la competencia; sobre todo por la extensa cobertura que tiene la red del Union Pacific en los Estados Unidos.

Hablamos de un mercado que hoy para Ferromex representa 20 mil contenedores, pero que tiene un potencial de 120 mil, según ha referido el director general de la empresa, Rogelio Vélez. El mercado intermodal cross border, con el servicio Eagle Premium, empezará a equilibrarse entre dos alternativas. Bien por la competitividad de México.

P.D.

Panamá Ports Company, la operadora portuaria propiedad de Hutchison Port Holding, que opera las principales terminales de contenedores en los puertos de Balboa y Colón en ese país, ha elevado los niveles de productividad gracias al liderazgo de un grupo de operadores mexicanos que en apenas cuatro meses lograron replicar en ella el modelo de operación de Lázaro Cárdenas Terminal Portuaria de Contenedores, la cual ha sido reconocida internacionalmente como la terminal más eficiente del continente americano. Enhorabuena para HPH y el reconocimiento a los trabajadores portuarios mexicanos, cuya productividad y eficiencia ha trascendido nuestras fronteras.

Sígueme en Twitter: @CruzOsiel