¿Y a qué hora empieza la fiesta económica?

Las empresas mexicanas del sector transporte y logística siguen esperando a que la economía nacional en este año despegue. Los niveles en que se nos prometió que creceríamos en este año no terminan por llegar y los pronósticos de varias entidades financieras ya han sido revisadas a la baja.

No sólo eso. Por sí algo nos faltara el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), salió ayer a decirnos que la economía mexicana al mes de febrero entró en recesión al acumular 21 meses consecutivos sin crecimiento de su indicador macroeconómico compuesto que se ubicó por debajo de los 100 puntos. El índice adelantado de marzo tampoco brincó esa barrera. Lo que es más, alcanzó su nivel más bajo de los últimos cuatro años.

Si el escenario no era halagüeño los indicadores ahora nos dicen que las cosas se han puesto peor. Por más que el gobierno nos diga que el gasto en infraestructura ya se empezó a ejercer, las señales positivas en el mercado no llegan. Eso, no obstante que nuestro vecino del norte, Estados Unidos, que es nuestra economía tractora, ya está creciendo. Pero ni eso ha terminado de darle un empujón a nuestra decaída marcha económica.

Los mismos fabricantes de vehículos ayer nos revelaron que las exportaciones crecieron un 9% en el mes de abril, lo cual nos habla de que otras economías marchan a mejor ritmo que nosotros. Pero en el mercado doméstico las ventas de autos cayeron un 8 por ciento.

Si vemos los indicadores del crecimiento de la carga en los puertos, estos tan sólo han crecido en término de volumen apenas un 3.1% al mes de marzo. Y en lo que hace al segmento de contenedores el movimiento en el primer trimestre tan sólo movió 0.8 por ciento más.

En la costa del Golfo de México, el movimiento de carga general en contenedores decreció 5%, mientras que en la costa del Pacífico donde el salto si fue positivo, éste apenas lo hizo en un 1.2 por ciento.

El transporte intermodal, ese que cuando hay crisis económica tradicionalmente crece a un mayor ritmo, por las ventajas competitivas que en término de costos tiene frente al autotransporte, en las primeras 17 semanas del año al cierre del 26 de abril, apenas creció 0.2 por ciento al sumar 160 mil 916 contenedores, de acuerdo con reportes de la Asociación de Ferrocarriles Americanos (AAR por sus siglas en inglés).

En el autotransporte, las empresas dedicadas al mercado doméstico han reportado un 20% por debajo de su capacidad, en el uso de su infraestructura. Las ventas de camiones al mes de abril siguen por debajo de lo alcanzado el año anterior a pesar de un buen mes de marzo.

En tanto, en abril pasado y por séptimo mes consecutivo, el Índice de Confianza del
Consumidor registró un retroceso a tasa anual de 5.7%, a pesar de que con cifras desestacionalizadas alcanzó una mejora marginal de 0.6% respecto al mes inmediato anterior.

Así las cosas. Esperamos que los indicadores den una vuelta hacia el norte en este mes de mayo y los siguientes por el bien de la economía nacional.

P.D.

La Secretaría (Ministerio) de Marina ya lo dijo. La celebración del Día de la Marina será en el puerto de Tampico. En estos temas no existen casualidades. Algún anuncio importante se dará ante las condiciones que el estado de Tamaulipas está enfrentando por estos días y donde ya la situación es desesperante para quienes ahí viven.

Sígueme en Twitter: @CruzOsiel