Navieras de contenedores a punto de bancarrota

Hace tiempo que las compañías navieras de contenedores no terminan de salir de la tormenta. La inclemente competencia en el mercado ha generado la fusión de muchas empresas para buscar en la economía de escala mantener el barco a flote. Pero para muchas, la dinámica del mercado las está llevando a la bancarrota.

De acuerdo con un estudio de la firma AlixPartners, la industria marítima del contenedor en su conjunto está navegando muy cerca del borde de la bancarrota desde 2010 y el riesgo de ello no parece disminuir, más bien, aumenta año con año.

La dinámica de expansión constante de la oferta de servicios con más y más buques de mayor escala ha hecho que los "gigantes del mar" se mantengan a flote con buques más eficientes que permiten ahorros de combustible y un menor costo unitario por contenedor transportado en el servicio. Pero para las empresas más débiles, montarse en esta estrategia de renovación continúa de buques de escala mayor es imposible.

Y es que antes, los ciclos de picos y valles eran muy conocidos en la industria. Pero los tiempos han cambiado ahora. "Los ciclos tradicionales están desordenados", opina Lisa Donahue, directora de Operaciones de AlixPartners en una reciente entrevista con la revista Forbes. Hoy la industria marítima se enfrenta a un nuevo contexto con barcos de tamaño récord y la promesa de crecimiento constante del comercio global. Sin embargo, el comercio ha sufrido también ajustes en sus dinámicas en las principales rutas con las últimas crisis.

Algunos observadores creían que la industria se encontraba en forma. Pero los reportes de Drewry Maritime Research indican que los males de la industria no se ocultan debajo de la línea de flotación.

La guerra incesante en el mercado estaría generada por los mismos actores que son las víctimas. Pareciera ser que no se ha aprendido la lección al equiparse con buques más grandes, lo cual se consigue con créditos que aumentan su apalancamiento y la oferta ampliada genera un desplome de las tarifas que luego se recuperan.

Ese ha sido el esquema tradicional a lo largo de varias décadas. Pero esta vez los ciclos económicos son más cortos y más graves que nunca antes. Y las viejas estrategias para superar la tormenta ya no funcionan, dice Donahue.

Antes era más simple encontrar soluciones. Las navieras retiraban del servicio buques para restringir la capacidad y subir las tarifas. Así fue en 2009 cuando por la crisis económica global, se anclaron muchos buques en Singapur. Pero ahora, con buques más grandes es más costoso pararlos, por lo que esta vez no se ha visto una tendencia a seguir.

Bajar la velocidad de 20 a 17 nudos ha sido otra fórmula con la que las empresas navieras están buscando bajar la oferta de servicios y los costos de operación. Pero esta medida ha impactado a los embarcadores, a quienes bajar la velocidad en tránsito les ha significado un mayor costo financiero al crecer el volumen de sus inventarios.

Entre 2007 y 2012 las 15 mayores navieras del mundo, perdieron poco más de mil 100 millones de dólares y el contexto no se ve positivo en cuanto a que las líneas navieras sean capaces de resolver su débil equilibrio. La bancarrota llegará para muchas, sobre todo las más pequeñas muy rápidamente.

P.D.

La Expo Servicios Logísticos se desarrollará por primera vez en Cintermex en Monterrey, Nuevo León, donde la industria proveedora de soluciones en logística estará exhibiendo sus prestaciones para el sector industrial de la importante zona noreste del país, del 21-23 de mayo.

Sígueme en Twitter: @CruzOsiel