Mejorar infraestructura fronteriza, el reto de México y EEUU

Mejorar la infraestructura de la frontera que permita contar con servicios del siglo XXI es uno de los temas que estará presente en las conversaciones de la cumbre trinacional (México, Estados Unidos y Canadá) del día de hoy en Toluca. Y es que, a 20 años del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), cuando el comercio entre México y los Estados Unidos se ha multiplicado por seis veces, la infraestructura en la zona fronteriza no ha crecido a la misma velocidad y proporción que lo han hecho las actividades comerciales.

La frontera entre México y los Estados Unidos es la más transitada en el mundo. Todos los días un total de 300 mil vehículos y un millón de personas van o vienen, y para ello usan casi la misma infraestructura, la cual por cierto, además no se ha modernizado.

Decía el embajador de México en los Estados Unidos, Eduardo Medina Mora, que "tenemos un acuerdo comercial del siglo XXI, con una estructura regulatoria del siglo XX y una infraestructura en la frontera del siglo XIX". Muy cierto.

En ciudades como Reynosa, la tercera más importante en producción maquiladora por el número de unidades productivas que tiene, sólo cuenta con un puente comercial (Reynosa-Pharr) que genera complicaciones logísticas para las plantas maquiladoras ubicadas al poniente de la ciudad, dado que este cruce se ubica al oriente de la mancha urbana. La otra alternativa está más al oriente, en el municipio de Rio Bravo, Tamaulipas.

El cruce diario de camiones llega a ser muy lento y eso está restando competitividad a las actividades comerciales, ha señalado la asociación de maquiladoras (Index).

Entre 1994 y este año, por ejemplo, se han sumado como infraestructura el puente Reynosa-Pharr en septiembre de 1996, el cual permite la conexión con la carretera 281 en Texas.

Le siguió el puente III de Nuevo Laredo que se inauguró en el año 2000, y el cual por cierto quedó totalmente pagado con los peajes cobrados hasta el 2010. Esta infraestructura conecta con la Interestatal 35.

Continuó el puente Reynosa-Mission inaugurado en el 2010, pero que hasta el 2015 estará abierto al tráfico comercial ya que principalmente es para evitar que el tráfico procedente de zonas como Monterrey entre a la ciudad de Reynosa para cruzar a McAllen. Este es el puente que el Index pugna para que sea abierto ya al tráfico comercial.

Y en 100 años, apenas se construyó un puente ferroviario, el cual no viene a sumar pues sólo sustituirá al antiguo puente de Matamoros y Brownsville que cruza la zona céntrica de ambas ciudades.

En resumen, hemos invertido mil 500 millones de dólares en nuevos puentes e infraestructura estos 20 años, pero hacen falta 6 mil millones de dólares más, dicen los expertos.

Es urgente y por el bien de la competitividad de la región del TLCAN mejorar los cruces fronterizos que permitan un intercambio comercial más fluido, así como homologar procesos de aduanas que simplifiquen la operación. Ya nos enteraremos por la tarde noche si se avanzó en estos y otros puntos buenos para el comercio con nuestro principal socio.

P.D.

Ya llegó, ya está aquí. El operador logístico de origen francés Gefco, con amplia especialidad en el apoyo y soporte a la industria automotriz está a punto de iniciar operaciones luego de habilitar 5 mil metros de almacenes en la ciudad de Toluca, Estado de México, y tener ya a su primer cliente. Gilles Cudia es el responsable de la dirección general de la empresa y de llevar a buen derrotero los planes de Gefco que son colocarse en el país como un actor logístico importante. En otros países este grupo tiene ya experiencia trabajando al lado de empresas como Peugeot, Toyota, Ford, Chrysler y Volkswagen, entre otras marcas. Aunque su mayor experiencia la tiene en el segmento automotriz, no descarta incursionar en otros sectores como el retail y productos de consumo donde también participa. Enhorabuena.

Sígueme en Twitter: @CruzOsiel