Intermodal, en el umbral de un mayor crecimiento

ENSENADA, B.C.- México rivaliza con Estados Unidos a la hora de atraer inversiones de regreso a Norteamérica. De acuerdo con una encuesta a grupos industriales con inversiones en China, hecha por la firma Alix Partners, al preguntarles qué país escogerían si reubicaran sus plantas productivas de China en otro lugar, un 37% de los encuestados respondió que en los Estados Unidos, otro 37% que en México y sólo un 7% dijo que en Canadá.

Carlos Vélez, vicepresidente de Negocios del ferrocarril Kansas City Southern México (KCSM), expuso que el abaratamiento de los costos de energía que se tienen en los Estados Unidos, por el aumento de la producción del gas y petróleo de lutitas, es uno de los grandes imanes que están motivando el reshoring (retornar las plantas productivas a los Estados Unidos) y el nearshoring (retornar las plantas productivas a los países cercanos a los grandes mercados), que favorece a México, es por la expectativa de que se dé la reforma energética, los precios competitivos de mano de obra y el potencial del ferrocarril, entre otros aspectos.

México hoy es igualmente atractivo que los Estados Unidos para recibir inversiones productivas, lo cual se está viendo en la industria automotriz, en donde la producción de automóviles ha crecido de forma significativa en nuestro país; y entre este año y 2018 la producción crecerá hasta alcanzar los 4 millones de vehículos con la apertura de las plantas de Audi, Nissan, Mazda y Honda.

En este contexto, reconoció las inversiones realizadas por las dos empresas ferroviarias: KCSM y Ferromex, para llevar la infraestructura ferroviaria a punto para atender las demandas de servicio que requerirá la industria automotriz, principalmente.

En el marco del XIX Congreso de la Asociación Mexicana de Agentes Navieros (Amanac), realizado aquí, Vélez expuso que el crecimiento del transporte intermodal en México avanza a un promedio del 17% en los últimos años, lo cual marca el paso de los tres principales corredores multimodales: Lázaro Cárdenas-Querétaro-México, Manzanillo-Guadalajara-México y México-Nuevo Laredo.

Expuso que existe potencial para crecer el Interpacífico, Mexicali-Guadalajara-México; así como el Veracruz-Bajío y el Altamira-San Luis Potosí, aunque con menor densidad. Y para ello, en algunos de casos, es necesario hacer inversiones importantes como es la adecuación del trazo de Altamira a San Luis Potosí.

El principal usuario del intermodal sigue siendo el transporte marítimo, el cual ha impulsado desde los puertos el crecimiento del servicio intermodal, por lo que mejorar la conectividad de los puertos sin duda permitirá un mayor uso del mismo servicio.

Otra arista importante que sería positiva para el crecimiento del servicio intermodal es utilizar los contenedores marítimos para tráficos domésticos, lo cual permitiría detonar el tráfico interno de transporte intermodal en rutas como México-Guadalajara y México-Monterrey, entre otros corredores que no se han desarrollado debido a la falta de equipo para prestar el servicio.

Hacerlo permitiría sacar de las carreteras a un gran número de camiones en beneficio de la infraestructura y del medio ambiente, al reducirse las emisiones contaminantes al ambiente.

P.D.

Después de haber andado por la India, Miguel García Elizalde, está de regreso en México como director general de la naviera alemana Hapag-Lloyd desde el pasado 14 de octubre, cuando asumió el cargo que ya había detentado. En las oficinas de la empresa en Periférico Sur, el personal está contento pues ya conocen el estilo de García Elizalde; pero donde sí están preocupados es en las compañías navieras de la competencia, pues conocen de la orientación comercial que tiene el ejecutivo mexicano con mejor nivel dentro de la naviera alemana, el cual podría reforzarse en menoscabo de las acciones comerciales de los competidores, comentan.