Bajío, el nuevo milagro mexicano

Por:
Osiel Cruz

La zona de El Bajío, desde Querétaro a Aguascalientes, "está transformándose en el nuevo Nuevo León", ejemplificó Mauricio Kuri, presidente de la Coparmex Querétaro, en alusión al repunte económico que está teniendo la región, gracias al desarrollo industrial que experimenta con la llegada de las nuevas plantas armadoras de vehículos, el desarrollo de industria aeroespacial, la apertura de plantas productoras de artículos electrónicos y el próximo arribo de farmacéuticas próximas a mudarse desde el Distrito Federal.

El auge industrial que está teniendo la región se explica por varias razones. Primero, la zona tiene una mano de obra calificada para una industria de mayor grado de tecnificación y tiene un clima laboral bastante estable. Segundo, el lugar es ideal para una buena logística tanto de exportación como de distribución nacional, pues los puertos del Golfo (Altamira y Veracruz) y el Pacífico (Manzanillo y Lázaro Cárdenas) se encuentran en puntos equidistantes y la zona se ubica en el centro del país, cerca del gran mercado que forman las ciudades de México, Guadalajara y Monterrey. Las dos empresas ferroviarias (Kansas City Southern México y Ferromex), sirven a la zona y se tienen buenas carreteras para su exportación a los Estados Unidos y Canadá.

No sólo eso. El nivel de los servicios de ciudades como Querétaro, León, Celaya y Aguascalientes, permite que ejecutivos de alto nivel tengan un buen standard de vida con sus familias y el clima de seguridad es más estable que la situación que se vive en otras regiones del país.

Ese es el contexto en términos muy generales, de las condiciones que han favorecido a la zona del Bajío para vivir este momento de expansión económica. Ello se ha traducido en una gran oferta de empleos que está atrayendo la migración de personas de otras zonas del país, lo que a su vez ha detonado la industria de la construcción (vivienda, almacenes, comercios) y el crecimiento de los servicios para satisfacer la demanda que se generará.

Es un nuevo milagro mexicano de los estados de Querétaro, Guanajuato y Aguascalientes, los cuales en los últimos años han tenido tasas de crecimiento económico superiores al promedio nacional y cuya tendencia se mantendrá hacia adelante, de forma tal que se calcula que se duplicará la población de sus principales ciudades para el 2025 a nueve millones de habitantes.

Por todo ello, la logística es clave para dar mejor respuesta a la creciente demanda de servicios que tendrá la industria así como la construcción de infraestructura para no generar cuellos de botella en la cadena de suministros. En ese sentido, la construcción del nuevo tramo de vías de ferrocarril entre Guadalajara y Aguascalientes y el mejoramiento del trazo de la Vía San Luis Potosí-Tampico que tiene proyectado esta administración federal en el Plan Nacional de Infraestructura, será clave, pues le dará a la zona una salida más directa a los puertos de Altamira y Tampico y al de Manzanillo en doble estiba.

En carreteras, no se podría estar mejor con la conexión de doble autopista, libre y de cuota que ya se tiene entre Querétaro y León. Lo que falta es sólo mejorar la conexión hacia San Luis Potosí con la carretera de Lagos de Moreno hacia la capital potosina para salir con rumbo norte, pero esta carretera ya se encuentra en proceso.

Todo ello, vendrá a mejorar las necesidades de comunicación y logística que se requerirán en la zona, donde se espera que se instalen en los próximos meses más de 50 industrias Tier 1 que proveerán a las plantas automotrices nuevas de Nissan, Mazda y Honda que se encuentran en construcción.

Así, lo que viene para El Bajío nadie lo puede parar.

P.D.
¿Sabe de dónde y cómo viene el maíz palomero que usa Cinépolis en la producción de sus palomitas? De Idaho, Estados Unidos, y se transporta a granel por ferrocarril.

Sígueme en Twitter: @CruzOsiel

Comentarios de los lectores:

Estimado Osiel Cruz: Me

Estimado Osiel Cruz:

Me pareció muy interesante su artículo y como expone la manera en que una región del país ha ido potencializando sus ventajas estratégicas. Sin embargo, me parece que el título de su columna le resta mérito al trabajo que hay detrás, ya que la palabra "milagro", normalmente se refiere a un suceso que no tiene una explicación racional y que se atribuye a la intervención divina. En nuestro país se ha venido utilizando esta palabra para referirse a casos de éxito, en los cuales la intervención divina tiene poco que ver, ya que son resultado del trabajo de grupos empresariales, de gobierno y de la sociedad en general que han tenido la visión y la decisión para mejorar las condiciones de desarrollo de una región.

Saludos,

Jose Cevallos

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd> <blockquote>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta se realiza para impedir el envío automatizado de mensajes spam.
8 + 2 =
Resuelve esta sencilla operación matemática y escribe el resultado.