Indefinición de NOM 012 afecta inversiones

La incertidumbre continúa. Los empresarios mexicanos del autotransporte y las empresas usuarias que tienen equipos de arrastre no pueden invertir en el tipo de vehículos y unidades que habrán de requerir para sus necesidades próximas, ante la indefinición prevaleciente en el tema de la NOM-012 sobre el peso y las dimensiones que finalmente tendrán las unidades de doble remolque.

Todo hace indicar que el actual gobierno no quiere ser el responsable de atizar el avispero sobre el tema y que le dejará a la siguiente gestión la toma de esa decisión.

Estamos hablando de otra indefinición más e inseguridad jurídica que termina afectando las inversiones de la iniciativa privada en el país porque la autoridad no hace el trabajo que le corresponde. Así, ni los transportistas, ni los industriales saben cómo invertir mejor y las productoras de equipo sufren ante la cancelación o posposición de pedidos.

No hay nada peor que la indefinición para la iniciativa privada. Pero cuando se está del lado de quien tiene que imponer las reglas del juego, lo más cómodo es la indefinición precisamente, que es la única forma de quedar menos mal con unos y con otros.

Recientemente la Secretaría (Ministerio) de Comunicaciones y Transportes (SCT) anunció la ampliación en seis meses de las medidas temporales adoptadas en mayo pasado a raíz de sendos accidentes en el mes de abril que cobraron la vida de casi 40 personas, en donde se vieron involucradas unidades con doble remolque, también conocidas como full.

Entre las medidas tomadas se incluía la reducción para cargar 4.5 toneladas, es decir de 80 a 75.5 toneladas como peso bruto vehicular, mientras se realiza el estudio para definir cuántas toneladas pueden cargarse en cada remolque, una unidad doblemente articulada, sin menoscabo de los índices de seguridad.

Pero todo hace indicar que ese estudio que estaría bajo la responsabilidad de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y el Instituto Politécnico Nacional (IPN) aún no está listo, o todavía no se encarga, pues se había dicho que en un periodo de seis meses el estudio definiría el peso ideal para el full, pero las medidas que cancelaron el artículo transitorio que permitía cargar 4.5 toneladas adicionales a los vehículos full se mantendrán por otro periodo de seis meses.

En tanto, lamentablemente, seguirá la indefinición que afecta aún más las inversiones y el desarrollo de nuevos proyectos.