Puertos con Marca de Calidad

El día de hoy en el puerto de Veracruz, se hará la ceremonia oficial en la que se anunciará el inicio de operaciones de las Marcas de Calidad de los primeros cinco puertos (Manzanillo, Lázaro Cárdenas, Ensenada, Altamira y Veracruz) del país en obtenerla, bajo la guía del Puerto de Valencia y el Puerto de Barcelona.

Tiene mucho de positivo replicar el modelo de la marca de calidad, ya que al interior de los puertos intervienen una serie de actores que actúan cada uno por su parte, y que sin embargo, realizan un trabajo de conjunto, cuya coordinación de pronto es sumamente complicada.

Hoy por hoy, agentes aduanales, transportistas, operadores logísticos, cargadores, remolcadores, pilotos, amarradores y autoridades, entre otros actores, intervienen dentro de los puertos, haciendo cada quien la parte que les corresponde, prácticamente sin seguir un mismo objetivo que sería la mayor eficiencia en pro de la imagen del puerto.

Y es que prácticamente, cualquier prestador de servicios del autotransporte, por ejemplo, puede operar en el puerto si el cliente (un agente aduanal, o un operador logístico) así lo requiere. En ese sentido, no se logra la alineación de objetivos porque ese prestador de servicios puede no tener un mayor compromiso con la imagen y el servicio del puerto.

Sin embargo, la prestación de un mal servicio por parte de cualquier actor o prestador de servicios del puerto, empaña la imagen del puerto en su conjunto.

De ahí la importancia de estandarizar un nivel de proceso y comprometer un estándar de servicio para quienes participen dentro de la comunidad portuaria, y compartan su deseo por pertenecer a la Marca de Calidad, buscando profesionalizar y estandarizar su nivel de servicio en pro de los usuarios.

Así, los prestadores de servicios más comprometidos con el puerto, serán seguramente los interesados en certificar sus estándares y participar, lo cual también será más certero para los clientes a la hora de contratar prestadores de servicios que puedan representar esa garantía de calidad.

Es un buen inicio el que se hará hoy, y vaya nuestro reconocimiento al puerto de Altamira, que; entendemos, ya ha creado el ente empresarial neutral que se encargará de verificar el cumplimiento de los estándares establecidos por parte de los prestadores de servicios, y será el garante de los intereses de los usuarios, para que exista el nivel de cumplimiento comprometido.
 
Bajo la denominación: Asociación Tamaulipeca de Marca de Calidad, encabezada por Felipe Pearl Zorrilla, quien también es presidente del Comce Tamaulipas, es la figura más avanzada para que no sea la Administración Portuaria Integral juez y parte en este proceso.

Como todo, no ha faltado quien aún no se convenza de la tropicalización hecha para México. Entre ellos están los navieros, para quienes no les parece que si un piloto de puerto llega tarde una hora, éste le tenga que resarcir mil pesos como daño, tomando en cuenta que el costo del servicio del piloto, más los gastos de operación del barco y de remolcadores, generados por la demora, son mucho más onerosos que la sanción.

También desde su óptica, es criticable que se ofrezcan como inicio de la Marca procesos que ya existían como lo es el despacho urgente de contenedores en 24 horas por parte de la Aduana para empresas certificadas; igualmente que la reducción de 12 horas a 18 minutos de la autorización de la Capitanía de Puerto para el arribo a puerto, cuando antes de la Marca de Calidad, ya se tenían. Amén de estar en contra de que la certificación tenga un costo, que desde luego, dicen, se repercutirá en la cadena logística.

Choque de trenes, por error humano
Trascendió que en el accidente de dos trenes propiedad de Ferrosur ocurrido la semana pasada en el estado de Veracruz, el maquinista que conducía el tren en dirección sur-norte, desatendió las instrucciones del control de tráfico que le pedían hacer alto total algunos kilómetros antes del lugar del accidente, para esperar a que el tren que avanzaba en dirección norte-sur pudiera entrar a un ladero existente en el lugar y dejarle libre el paso al otro convoy. 

Las investigaciones continuarán para saber qué fue lo que lo hizo desatender la instrucción.