I-69 La carretera del Nafta

Por:
Osiel Cruz
Archivado en:  | Bitácora

BROKEN BOW, Oklahoma.- Si uno ve un mapa de las carreteras de los Estados Unidos, que refleje por dónde se mueve el comercio de México, se podría ver una fuerte densidad en las carreteras de la zona sureste, justo en la frontera con el estado de Tamaulipas. Esa es la gran puerta de entrada y salida del comercio de este país con México.

Esas densas líneas luego se convierten en una gran mancha entre las ciudades de Houston, Dallas-Fort Worth, San Antonio, reflejando un triángulo que concentra una gran proporción del intercambio; y después, hacia el norte, el este y el oeste, las ramificaciones siguen, volviéndose cada vez más delgadas en la medida en que alcanzan las zonas más distantes a nuestra frontera.

Es precisamente por estas razones, que el estado de Texas, está trabajando decididamente en la ampliación de la actual carretera 281, que une la frontera de Pharr con San Antonio, Texas, y cruza el país hasta la frontera con Canadá y la 77 que hace lo mismo desde Brownsville hasta Dakota City.

La 281 y la 77 formarán parte de la nueva carretera Interestatal 69, la cual se denomina aquí en este país, como la carretera del corredor comercial del Nafta (Tratado de Libre Comercio de América del Norte, como lo conocemos en México).

La Interestatal 69 (I-69) cruzará todo el territorio de los Estados Unidos a través de los estados de Texas, Arkansas, Mississippi, Tennessee, Kentucky, Indiana y Michigan, hasta la frontera con Canadá, y forma parte de las acciones de este país para facilitar el intercambio comercial por vía terrestre, con sus vecinos del sur y el norte.

La I-69, sustituyó hace un par de años en Texas, al ambicioso proyecto del Trans Texas Corridor (TTC), el cual fue abortado por la Federal Highway Administration, luego de las protestas de grupos medioambientalistas y propietarios privados, que veían con temor la expropiación de parte de sus terrenos, y el derribo de muchos árboles dado que se necesitarían algo así como dos mil 360 kilómetros cuadrados de superficie para construir una carretera con un derecho de vía de 370 metros, en donde además, se tenderían vías de ferrocarril y líneas de fibra óptica, gasoductos y líneas de electricidad.

El nuevo proyecto, se está construyendo sobre dos carreteras ya existentes, lo cual ha bajado el costo, ha minimizado el daño ambiental, y los tiempos de construcción. El gobierno de Texas tiene un presupuesto cercano a los 2 mil millones de dólares para el mantenimiento y modernización de carreteras y el próximo año se estima que podría alcanzar los 3 mil millones según información del Departamento del Transporte de Texas, y una parte importante será destinado a la creación de la I-69; para beneficio también de México.
 

Recomendaciones para proseguir la lectura:

Comentarios de los lectores:

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd> <blockquote>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta se realiza para impedir el envío automatizado de mensajes spam.
6 + 0 =
Resuelve esta sencilla operación matemática y escribe el resultado.