Los 5 errores más comunes al contratar un factoraje

El factoraje puede ser una excelente manera para que las empresas transportistas de carga administren su flujo de efectivo de manera efectiva y no dediquen un tiempo valioso que puede invertir mejor en transportar una próxima carga porque está cobrando a un cliente moroso.

El factoraje es el proceso de venta de cuentas por cobrar a cambio de una pequeña tasa que es deducida por la empresa de factoraje. La tasa puede variar desde aproximadamente del 2% de la cuenta por cobrar hasta el 5%, o más. La empresa de factoraje le paga del 80% al 95% del valor total de la factura, para pagarle el resto de la misma, menos la tasa acordada, una vez que el cliente final pague la factura.

Los dos mayores beneficios del factoraje para las empresa transportistas es que pasan menos tiempo persiguiendo cuentas por cobrar vencidas y un flujo constante de ingresos a su empresa.

Esto tiene un costo, por supuesto, en la forma de la tasa, pero saber que recibe ingresos de manera regular puede quitarle un gran peso de encima.

Si cree que el factoraje es para su empresa, hay muchas compañías que trabajan específicamente con empresas autoransportistas, empresas de logística y navieras.

Estos son algunos de los errores más comunes que cometen las empresas que están iniciando con factoraje:

1. Elegir el tipo de factoraje incorrecto. En general, hay dos tipos de factoraje disponibles: con recurso y sin recurso. Usted debe de comprender la diferencia entre los dos.

El factoraje con recurso deja la responsabilidad de la cuenta por cobrar en manos de la empresa transportista. Si la empresa de factoraje no puede cobrar la deuda, entonces la empresa transportista es responsable de reembolsar a la empresa de factoraje cualquier dinero previamente adelantado, según el contrato.

El factoraje sin recurso es exactamente lo contrario. La empresa de factoraje asume toda la responsabilidad del cobro, y si no puede cobrar la deuda se convierte en pérdida de ingresos para ellos. Sin embargo, el factoraje sin recurso generalmente incluye tasas más altas, por lo que usted debe de evaluar muy bien ambas opciones.

2. Trabajar con los clientes equivocados. Uno de los beneficios del factoraje es que elimina el tiempo que los ejecutivos pasan gestionando cobros con clientes morosos y deudas incobrables. La mayoría de las empresa de factoraje realizarán una verificación de crédito de los clientes finales antes de aceptar comprar esas cuentas por cobrar. Si la empresa de factoraje rechaza esa cuenta por cobrar, es una señal de alerta que indica que es muy probable que dicho cliente no pague sus adeudos y probablemente debería la empresa transportista reconsiderar su relación comercial con esa empresa.

3. No leer y comprender la letra pequeña, incluidas las tasas. La empresa de factoraje puede indicarle que cobrarán una tasa del 3%, lo que suena bien hasta que reciba su primer pago y vea que hay varias tasas y costos “ocultos” que no conocía y que impactaron el costo terminando la tasa hasta un 8 por ciento. Haga muchas preguntas y trabaje sólo con una empresa de factoraje que sea directa y transparente sobre todas las tasas y costos.

4. No considerar las tasas en sus cotizaciones. Al cotizar sus servicios de transporte considere de antemano la tasa que pagaría su empresa por utilizar el factoraje de cuentas por cobrar en dichos fletes. Si está cotizando una tasa de 15 mil pesos para un servicio donde la tasa es del 3%, su parte del pago de ese servicio será de 14 mil 550 pesos. Si esa es una tasa aceptable para usted, está bien; es muy recomendable considerar las tasas que su empresa pagaría al momento de elaborar sus cotizaciones.

5. Caer en la trampa de los bancos. Muchos bancos ofrecen un factoraje cuando en realidad no lo es. Básicamente lo que los bancos ofrecen es un préstamo quirografario a través del cual el transportista se compromete a cobrar la factura directamente al cliente, genera un pasivo y si el cliente no paga, el transportista es responsable de reembolsar todo el dinero incluyendo tasas adicionales y penalizaciones. Por eso mismo ofrecen el factoraje con una tasa fija, sin antes haber evaluado a los clientes finales.

El factoraje puede ser una gran solución para los autotransportistas de carga, intermediarios de carga y empresas logísticas que pueden necesitar ayuda para cobrar sus facturas y generar una estrategia de flujo de efectivo exitosa. Sin embargo, pueden encontrarse con algunas dificultades en el camino. Para evitarlos es importante entender qué es factoraje de cuentas por cobrar y, sobre todo, asesorarse con profesionales en la industria que le guíen durare todo el proceso.

Hasta la siguiente.

Comenta y sígueme en Twitter: @amerexonline

Email: sal@afsint.com