Exportaciones a consignación y sus riesgos

Por:
Salvador Bañuelos

Cuando algún importador extranjero contacta a los productores o comercializadoras y les plantea la oferta de vender sus productos en gran volumen en diferentes tiendas a consignación cobrando un porcentaje como comisión por la venta, normalmente los exportadores se entusiasman. Significa que venderán miles o cientos de miles de dólares en productos con un solo cliente.

Por fortuna a muchas empresas exportadoras les funciona este método ya que existen muchos importadores que se preocupan por pagar al día, y respetan el trabajo y esfuerzo de los exportadores.

Desafortunadamente este tipo de venta muchas veces se realiza con un acuerdo informal en el que la parte más vulnerable es el exportador, especialmente cuando el producto es un perecedero.

He sido testigo de cómo varios importadores han asegurado que los productos llegaron con mala calidad y que tuvieron que vender el producto a mercados de segunda a una tercera parte del precio del mercado. En muchos casos debe de ser cierto, pero este tipo de negociación se presta a que el importador deshonesto pretenda lo que no es.

Si se da el caso de que la mercancía no llegó con la calidad esperada, el importador debería de solicitar una inspección con el departamento de agricultura, solicitar autorización al exportador mexicano para vender el producto por un precio más bajo al pactado y enviar las facturas de venta para sustentar el pago al exportador por el precio castigado.

Sin embargo, muchos exportadores han sido víctimas de empresarios extranjeros ventajosos, quienes envían remesas por un monto ridículo sin mostrar ningún documento de inspección o facturas de ventas al cliente final.

Solución
Los exportadores deben de protegerse implementando mejores medidas de evaluación de nuevos clientes y utilizar contratos que prohíban al importador el vender los productos por debajo del precio mínimo pactado sin autorización previa del exportador, y que exijan inspecciones documentadas oficiales que avalen la calidad y estado real de la mercancía como prueba de una supuesta mercancía de calidad inferior a la solicitada.

¡Hasta la próxima!

Comenta y sígueme en Twitter: @amerexonline

Email: sal@afsint.com

*El autor es Presidente de la agencia de cobranza AFS International y autor de los libros “Políticas de Crédito y Cobranza- Guía Práctica” y “Cobranza Eficiente en el Transporte de Carga”

Comentarios de los lectores:

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd> <blockquote>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta se realiza para impedir el envío automatizado de mensajes spam.
1 + 3 =
Resuelve esta sencilla operación matemática y escribe el resultado.