La excusa de la revalidación del Bill of Lading

Es cada vez más común que muchos clientes usuarios del transporte marítimo utilicen el argumento de que debido a que el Bill of Lading fue validado por el agente aduanal, su empresa ya no debe el importe del flete y los costos accesorios.

Este es un problema que va en crecimiento. En ocasiones el agente de aduanal es castigado o penalizado por las líneas navieras al no autorizarle más revalidaciones hasta que el cliente moroso pague los fletes pendientes. Esto genera importantes retrasos en el proceso de entrega de la mercancía a los clientes y, sobre todo, puede generar asperezas en la relación comercial entre las navieras y los agentes aduanales.

Es importante recalcar que el objetivo de la revalidación es para que el agente aduanal tenga acceso al manejo, revisión y liberación de la carga, y no necesariamente significa que el flete ya fue liquidado a la naviera.

La responsabilidad dependerá en gran medida de que el Bill of Lading, o conocimiento de embarque, sea marcado como “PREPAID” (mención que aparece en el Bill of Lading, el cual indica que el flete viene prepagado, lo que en la práctica no necesariamente significa que ya se pagó dicho flete) o “COLLECT” (mención que aparece en el Bill of Lading, el cual indica que el flete viene por cobrar).

La responsabilidad del pago dependerá en gran medida de los términos y condiciones de cada BL y de la aplicación de crédito, del contrato (si existiera) y de la confirmación de tarifas.

Si su empresa es un agente de carga o agente aduanal, verifique muy bien el soporte del embarque antes de asumir como válido el argumento o excusa del “como el BL ya fue revalidado, no lo debo”.

Hasta el siguiente jueves.