IMCO detecta alto riesgo de corrupción en algunos puertos

Puerto de Guaymas

Si bien el Sistema Portuario Nacional en su conjunto ha privilegiado la licitación pública para la adjudicación de contratos de obras y servicios, existen administraciones portuarias que destacan por su alto riesgo de corrupción al utilizar el esquema de adjudicación directa o invitación restringida, de acuerdo con el Índice de Riesgos de Corrupción 2021.

El indicador, elaborado por el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), da cuenta de que persisten los riesgos de corrupción en las compras públicas del Gobierno federal, donde 4 de cada 10 pesos se gastó a través de procedimientos sin competencia: en 2021, el 41% del monto total fue adjudicado directamente y 4% a través de invitaciones restringidas.

En lo que respecta a las 16 Administraciones del Sistema Portuario Nacional (Asipona) que están insertas en la Secretaría de Marina (Semar), entre 2018 y 2021 la mayoría de las compras se han realizado vía licitación, pero también se han adjudicado contratos vía directa por miles de millones de pesos en algunos puertos, como Salina Cruz y Guaymas.

En un análisis elaborado por T21, utilizando un promedio con base en los datos del IMCO, se encontró que en 2018 el 47.8% de los contratos de las 16 Asipona se otorgó vía licitación, el 21.4% vía adjudicación directa; y, un 17.5% por invitación restringida. En 2019, la licitación pública ocupó un 59.1%; la adjudicación directa el 21.3%; y, la invitación restringida un 19.5 por ciento.

También como promedio, en 2020 la licitación pública ostentó el 46.9%, la adjudicación directa el 34.8%, siendo el año con mayor porcentaje; y, la invitación restringida un 15%; mientras que en 2021 la licitación pública alcanzó el 65.3%, la vía directa un 23.3%; y, la invitación 7.8 por ciento.

En cuanto a instituciones del Gobierno federal con un gasto mayor de los 3 mil millones de pesos (mdp) en 2021 y catalogados con un riesgo muy alto de corrupción, según el IMCO, destacan el Insabi en primer lugar, seguido por la Casa de Moneda, IMSS, ISSSTE, Conaliteg, Liconsa, Birmex, Diconsa; y, en noveno sitio la Semar, con un gasto de 3.3 mil mdp, seguida del SAT con 6.2 mil mdp. También figuran Fonatur, el AICM, la SICT y Capufe, entre otros.

Puertos

Tomando como referencia el periodo 2018-2021, el IMCO evaluó las compras públicas de más de 260 instituciones federales, con información proveniente de fuentes y bases de datos oficiales. En el caso de los puertos, se toma como referencia el porcentaje de monto efectuado por adjudicación directa y no por los totales pagados por contrato.

El puerto identificado con mayor riesgo de corrupción por sus compras públicas en este periodo fue Salina Cruz, cuya administración portuaria otorgó 224 contratos por un monto de 4 mil 824 millones 827 mil 772 pesos, privilegiando en un 91% los contratos por adjudicación directa. El segundo sitio es para Guaymas, que otorgó 792 contratos por 3 mil 531 millones 762 mil 456 pesos, alcanzando el 89% de adjudicaciones vía directa.

En el caso de Salina Cruz destaca la adjudicación directa en 2020 a GAMI Ingeniería e Instalaciones por más de 4.1 mil mdp para la construcción del rompeolas oeste; en tanto que Guaymas dio un contrato a Seguros Inbursa vía adjudicación directa en 2021 por más de 2.8 mil mdp.

La tercera Asipona con mayor riesgo en el índice de corrupción del IMCO es la de Puerto Chiapas con el 72% de sus contratos otorgados vía directa, por un monto de 94 millones 474 mil 608 pesos, donde destaca el dragado emergente que llevó a cabo Boskalis en 2020 por 34.1 mdp. La cuarta posición la ocupa Mazatlán con 271 contratos por 888 millones 448 mil 186 pesos, pero destaca la invitación a cuando menos 3 personas con el 63%, dando en 2019 un contrato a Infraestructura y Proyectos de México un solo contrato por 466 mdp en esta modalidad.

Con el 60% de sus contratos sin licitación aparece en quinto sitio el puerto de Veracruz, que firmó mil 710 contratos por un monto de 4 mil 808 millones 269 mil 138 pesos; la sexta posición es para Manzanillo con 42% sin licitar de un total de mil 175 contratos por 3 mil 269 millones 247 mil 109 pesos; y, en séptimo lugar Altamira, que adjudicó 580 contratos por mil 408 millones 602 mil 727 pesos, con el 38% sin licitar.

En el octavo peldaño destaca el puerto de Dos Bocas con 370 contratos que sumaron 469 millones 350 mil 265 pesos y un 35% sin licitación; luego Tampico con 199 contratos que ascienden a 565 millones 295 mil 831 pesos, donde 34% se otorgó directamente y por invitación. Posteriormente aparece Puerto Vallarta con el 30% sin licitar de un total de 143 contratos por un monto de 98 millones 367 mil 258 pesos.

El onceavo sitio es para Tuxpan con 29% de un total de 270 contratos por 553 millones 494 mil 297 pesos; seguido de Coatzacoalcos, que brindó 437 contratos por mil 306 millones 133 mil 863 pesos, el 29% sin licitación. En el sitio 13 se encuentra Ensenada, con 214 contratos por 445 millones 894 mil 072 pesos y un 27% sin licitación.

El puerto de Progreso signó 555 contratos por 674 millones 649 mil 247 pesos, el 24% son licitar; seguido por Lázaro Cárdenas con mil 044 contratos por 2 mil 628 millones 975 mil 848 pesos, pero sólo el 22% vía directa; y, Topolobampo, con 87 contratos por 312 millones 501 mil 854 pesos, 21% sin licitación. Estos constituyen los puertos más transparentes en contratación pública.

 Comenta y síguenos en Twitter: @BetoZanela / @GrupoT21

T21