Bloqueos a Rusia y Ucrania representan retos para Hapag-Lloyd

La naviera Hapag-Lloyd fue una de las primeras compañías marítimas en congelar todas sus operaciones en Rusia y en Ucrania derivado del conflicto bélico. Sin embargo, alrededor de 9,000 contenedores ya estaban en ruta antes de las sanciones impuestas a estos países.

Actualmente estos contenedores se almacenan en terminales de varios puertos europeos, principalmente Constanta (Rumanía) y Estambul (Turquía), así como Hamburgo (Alemania) y Rotterdam (Holanda), limitando la capacidad de los puertos y bloqueando el espacio de almacenamiento.

La naviera refirió que además se incurre en costos considerables de almacenamiento, por lo que se debe encontrar una solución antes de que estos costos superen el valor de la mercancía.

Otro tema preocupante son los contenedores refrigerados, pues estos suelen contener productos alimenticios rápidamente perecederos, de acuerdo con un comunicado.

Los contenedores que se encuentran en puertos europeos se han sometido a un extenso proceso de revisión para determinar si los envíos son mercancías sancionadas o no; es decir, productos de alta tecnología o de doble uso, o que se haya comprobado que los destinatarios son personas o empresas sancionadas.

Con esto, se entregarán aproximadamente 1,800 contenedores a San Petersburgo a través de alimentadores de terceros, que son envíos no autorizados; sin embargo, ningún barco hace escala en Odessa, por lo tanto, los contenedores no se pueden entregar a Ucrania por mar.

La naviera ha creado un equipo de crisis humanitaria que se ocupa de sus empleados que permanecen en Ucrania, así como transporte de artículos de socorro para las Naciones Unidas.

Algunos trabajadores ya han salido del país y están trabajando en otras oficinas europeas de Hapag-Lloyd, por ejemplo en Izmir, aunque otros empleados ucranianos en Odessa no quieren abandonar el país.

banner

Revisa aquí la programación de: T21 TV

Comenta y síguenos en Twitter: @GrupoT21