Pensar fuera de la caja, la solución actual para la logística global

Te presentamos el programa 57 de Diálogos Empresariales de Logística titulado Los estragos de la pandemia y una guerra en el transporte marítimo.

A raíz del rebrote de COVID-19 en China, aunado al conflicto bélico entre Rusia y Ucrania, se han visto nuevamente afectados todos los modos de transporte, en especial el marítimo donde se prevé que continúen más incrementos en los precios de los fletes. A pesar de ello, especialistas encuentran áreas de oportunidad en el movimiento de mercancías global.

Nicolás Portenza, presidente de Eternity Group México, quien estuvo presente en el Diálogos Empresariales de Logística, de Grupo T21, titulado Los estragos de la pandemia y una guerra en el transporte marítimo, señaló que el costo del flete marítimo en la ruta principal China-México se disparó en más de un 300% en 2021 en comparación con 2020, “hoy la tarifa se sitúa en los 8,000 dólares por contenedor, pero consideramos que durante mediados de abril y en lo que resta del año la tarifa va a promediar los 10,000 dólares”.

Por su parte, Michele Lira, gerente de operaciones de cargo-partner México, destacó que para dar solución a los cuellos de botella que se están experimentando debido al contexto COVID-19 y el conflicto Rusia-Ucrania, se debe priorizar la comunicación para conocer las necesidades coyunturales de los clientes y así proveerles la mejor solución.

“Como agentes logísticos hay que pensar fuera de la caja, hoy hay combinaciones fabulosas entre todos los modos de transporte y debemos buscar cuál es la mejor manera de empezar a mover las cargas considerando lo que el cliente necesita. Por eso la comunicación es básica entre todos los actores de la logística, para que estemos en el mismo canal”, destacó la especialista. 

En su oportunidad, Francisco Martínez, director general de ECU Worldwide, añadió que una de las estrategias que se pueden implementar para hacer frente a la situación en las terminales portuarias es “dosificar los pedidos”, manejando encargos más pequeños y disminuyendo la cantidad de contenedores por embarque, incuso trasladar algunas partes al servicio LCL (consolidado) o al aéreo.

“El tema es siempre mantener la cadena (por aire o agua), pero debemos tener un back up siempre en tránsito” para responder con celeridad a la demanda, comentó.

A su vez, Bernardo Vela, secretario del consejo de la Asociación Mexicana de Agentes Navieros (AMANAC), destacó que la industria naviera ha reaccionado con celeridad, explorando todas las opciones posibles para continuar con sus operaciones.

“Con base en el análisis específico de todas las cadenas de suministro y cada tipo de mercancía, para encontrar la mejor solución y tener el producto que se necesita en el menor tiempo”, destacó. Además, subrayó que actualmente la industria ha hecho muchos esfuerzos para continuar trabajando.

Si bien la problemática y la coyuntura es compleja, existen áreas de oportunidad para que la cadena no se vea impactada fuertemente. Para conocer estos elementos, te invitamos a revisar el video programa completo de Diálogos Empresariales de Logística.

100 - 2022

Revisa aquí la programación de: T21 TV

Comenta y síguenos en Twitter: @GrupoT21