Manzanillo va, sin Cuyutlán

Manzanillo es indiscutiblemente el puerto más exitoso en cuanto al movimiento de contenedores en México. En la última década pasó de mover más de 1.7 millones de contenedores de 20 pies (TEU) en 2011, hasta superar 3.3 millones de TEU en 2021, un aumento de 91.2%; esto sin considerar que también opera otras cargas como graneles agrícola y mineral, carga general y hasta petrolíferos, todos con alzas en el periodo, con base en cifras de la Secretaría de Marina (Semar).

Su posición dentro del ranking de puertos de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) con mayor movimiento de contenedores ha fluctuado, pero no ha descendido del peldaño 5 dentro de los más importantes de la región, reflejo de que es el favorito de muchos importadores y exportadores mexicanos; pero también se ha convertido, en muchas ocasiones, en su dolor de cabeza.

Lo anterior debido a que, como muchos otros puertos del mundo, Manzanillo quedó atrapado dentro del crecimiento de la ciudad y con ello su conectividad terrestre quedó rebasada, causando severos conflictos para la llegada y desalojo de mercancías, sobre todo por carreteras, un conflicto que se ha acentuado hasta el punto registra filas de camiones que han superado en un solo día los 10 kilómetros en una de las principales vías de acceso al recinto, la carretera Manzanillo-Jalipa.

Según el Programa Maestro de Desarrollo Portuario (PMDP) 2021-2026 de la Administración del Sistema Portuario Nacional (Asipona) Manzanillo, la proyección de aumento de carga en un escenario optimista estima un 3.5% anual en el corto plazo, 3.7% en el mediano plazo; y, 2.3% en el largo plazo. La línea de negocio con mejores perspectivas es la carga contenerizada, con un alza de 6.4% en el corto plazo y hasta duplicarse en 2033.

El crecimiento de la segunda Terminal Especializada de Contendores (TEC II) y la segunda Terminal de Usos Múltiples (TUM II) demandan ya infraestructura vial, con acciones que contemplan la ampliación de 2 a 4 carriles del libramiento Manzanillo El Naranjo; desarrollar 2 incorporaciones elevadas en el cruce de la carretera Manzanillo-Minatitlán con el libramiento; y, una segunda vialidad de ingreso al puerto que permita distribuir la carga vehicular estimada en 10,000 unidades diarias que se concentra justo en la Manzanillo-Jalipa, entre otras...

Si deseas conocer más acerca de este reportaje, puedes consultar la edición electrónica del mes de marzo de la Revista T21, disponible en este link.

100 - 2022

Revisa aquí la programación de: T21 TV

Comenta y síguenos en Twitter: @BetoZanela / @GrupoT21