Baja tarifa marítima por Año Nuevo Chino; prevén alzas por conflicto en Ucrania

El Eternity Asia Index (EAX) correspondiente al mes de febrero de 2022 observó una tarifa de flete marítimo en un nivel promedio de 11,950 dólares por contenedor de 40 pies (USD/FEU), lo que significa una reducción del 5.86% respecto de enero del mismo año, cuando cotizó en 12,459 USD/FEU, derivado del tradicional momento del año conocido como temporada baja o slack season.

Este índice, elaborado por el freight forwarder Eternity Group México, refleja el precio de los fletes marítimos en el corredor Asia > WCSA + México, y en esta edición detalla que la razón principal de este comportamiento se centra en una menor demanda de espacios, producto del Año Nuevo Chino (CNY), donde gran porcentaje del universo exportador de China no estuvo operando.

Con base en el índice EAX, la consecuente acción por parte de las líneas marítimas, en reducir de igual manera la oferta de capacidad durante gran parte del mes, logró mantener un nivel de tarifa todavía por encima de lo esperado.

“Si prestamos atención a la capacidad de febrero, podemos observar cómo se recortaron espacios por un equivalente total a 34,000 TEU (contenedores de 20 pies), entre blank sailings de servicios regulares y la omisión de extra loaders. El ‘allocation management’ se consolida entonces como un claro ‘driver’ en la evolución – comportamiento de fletes marítimos, ajustando la capacidad a la demanda”, se enfatizó en el reporte del EAX.

Agregó que, en un contexto como el actual, en donde la demanda todavía supera a la capacidad, la gestión de esta última significa “un desafío favorable para quien ocupa ese rol, pero los vientos cambian” y la dinámica de la industria marítima debe adaptarse rápidamente a dichos cambios.

El EAX consigna que, de acuerdo con la consultora Alphaliner, entre 2022 y 2024 la industria añadirá una capacidad de 5 millones de TEU a nivel global. Poco más del 60% de esta capacidad está segmentada en buques de “mediana capacidad” (de 11,000-16,500 TEU), un 25% sobre buques de “alta capacidad” (23,000-24,000 TEU); y, finalmente, más del 13% sobre buques de “corta capacidad” (5,000-8,000 TEU).

Esta inyección de capacidad, abundó Eternity, representa aproximadamente un 20% sobre la capacidad actual, por lo tanto, será importante mantener de cerca la evolución del mercado ante esta inyección de oferta.

Por otro lado, en referencia puntual al conflicto entre Rusia y Ucrania, la firma consideró que generará presiones alcistas sobre el flete marítimo en algunas rutas.

Las principales navieras a nivel global como Maersk, MSC, CMA CGM y Hapag-Lloyd han tomado la decisión de suspender reservas o bookings desde/hacia Odessa y desde/hacia Rusia. La decisión de MSC y Maersk afectará los flujos de tráfico tanto en el Mar Báltico (San Petersburgo y Baltiysk/Kaliningrado), el Mar Negro (Novorossiysk) y el Lejano Oriente ruso (Vladivostok y Vostochny). De igual forma el tráfico ferroviario intercontinental se verá afectado.

En relación con la carga que ya navega, será redirigida a diversos países tales como Turquía, Grecia, Bélgica, Alemania y Países Bajos, por lo que desafortunadamente existirán retrasos, ya que las aduanas locales han implementado controles muy estrictos (las autoridades inspeccionarán los contenedores para buscar productos restringidos debido a las sanciones contra Rusia).

No obstante, la detención del servicio no se realizará de forma inmediata, al menos cargas esenciales como alimentos, medicamentos, equipo médico y artículos humanitarios seguirán transportándose.

“Sin lugar a dudas, este primer trimestre del año termina siendo sumamente desafiante, por lo tanto, el estar informados será un elemento determinante para la oportuna toma de decisiones. A pesar de observar una temprana tendencia bajista, mantenemos en firme nuestra postura de no especular con los costos logísticos si son prioritarios los tiempos en la operación internacional”, finalizó el índice.

Revisa aquí la programación de: T21 TV

Comenta y síguenos en Twitter: @GrupoT21