Puertos europeos niegan operación a Rusia; aumenta congestión global

Un número cada vez mayor de terminales portuarias en Europa están informando que ya no podrán manejar ninguna carga adicional con origen o destino en Rusia, incluidos los transbordos, de acuerdo con la naviera Maersk, que también detuvo ya la aceptación de todas las nuevas reservas de hacia/desde San Petersburgo, Kaliningrado y Novorossiysk, independientemente de si la carga es de alimentos, médica o humanitaria, las cuales no habían estado restringidas.

La firma detalló que el Lejano Oriente de Rusia no se ve afectado actualmente; mientras que, para la carga que ya está en camino, trabaja con los puertos de Europa para eliminar los retrasos y explorar opciones en otros puertos fuera de Europa para cumplir con la entrega de carga a sus clientes en su destino previsto.

A principios de esta semana Maersk informó que, hasta nuevo aviso, todas las nuevas reservas marítimas, aéreas y ferroviarias intercontinentales hacia/desde Rusia se suspenderían debido a sanciones directas e indirectas y que estaban exentos de esta suspensión de reservas los suministros alimentarios, médicos y humanitarios, ahora incluidos. También advirtió sobre la inestabilidad de sus operaciones debido a las incertidumbres con la aplicación de sanciones.

Bajo este escenario, Container xChange alertó que partes del Mar Negro y el Mar de Azov ahora son peligrosas o intransitables debido a ataques con misiles a buques y retención de embarcaciones, con cierres de rutas para la navegación comercial; mientras que los puertos marítimos ucranianos de Odessa y Mariupol están cerrados, dañados y bajo ataque.

De este modo, el comercio y los movimientos de contenedores han cesado, lo que está causando que la carga y el equipo estén atascados en los puertos, exacerbando las áreas de almacenamiento de la región.

“Los puertos rusos y bielorrusos en el Báltico y el Mar Negro probablemente verán una acumulación de cajas si los transportistas se niegan a hacer escala en el puerto debido a la situación de seguridad y las sanciones. Las implicaciones completas de las sanciones aún no están claras, pero el cierre del sistema SWIFT a Rusia dificultará los pagos de los socios rusos. El rublo también ha estado en caída libre después de que el banco central de Rusia fuera cortado de sus reservas”, indicó Container xChange.

Christian Roeloffs, cofundador y director ejecutivo de la firma, enfatizó que el comercio marítimo con Rusia y las empresas rusas podría ser muy difícil en los próximos meses e incluso años; esto aunado a que el Reino Unido prohibió la entrada a sus puertos a todos los barcos rusos y ha habido al menos un arresto de barcos por parte de la Unión Europea (UE).

“En el comercio entre Asia y Europa podríamos ver una mayor demanda de envíos y equipos marítimos fuera de Asia debido al cambio modal. Por ejemplo, las rutas ferroviarias y por carretera Asia-Europa a través de Rusia y Bielorrusia están cerradas y/o están siendo utilizadas por militares. Las fronteras con la UE están cerradas. El cierre del espacio aéreo en Rusia y Europa también ha reducido la capacidad de carga aérea.

Por último, la empresa abundó que este conflicto abone negativamente a las ya deterioradas cadenas de suministro globales, lo que generará mayor inflación, interrupciones y demoras; esto además de empeorar la situación de escasez de contenedores.

A su vez, la Autoridad Portuaria del Mar de Ucrania (UPSA) informó que más de 80 barcos permanecen atrapados en sus puertos debido al peligro que representan los ataques de Rusia para las entradas y salidas marítimas. Las operaciones portuarias están casi paralizadas.

Revisa aquí la programación de: T21 TV

Comenta y síguenos en Twitter: @BetoZanela / @GrupoT21