Demanda mexicana de combustible y acero impulsa al puerto de Brownsville

El acero es un pilar grande y significativo en Brownsville, donde el puerto es la principal puerta de entrada para el acero a México, moviendo más de 3 millones de toneladas de productos de acero por año.

El puerto de Brownsville es el puerto de aguas profundas más cercano al centro industrial de Monterrey, México, alrededor de 100 millas más cerca que algún puerto mexicano, ahorrando tiempo y dinero a los transportistas con acceso directo a muchas fábricas del área, según un comunicado del puerto.

En ese sentido, sostuvo que se encuentra en construcción un desarrollo de terminal en el puerto para maximizar la carga de vagones de góndola abiertos para envíos de planchones de acero para alimentar la planta recientemente ampliada de Ternium en Pesquería, Nuevo León. Con un aumento esperado en la producción de acero, el puerto de Brownsville planea gastar millones para acomodar mayores volúmenes y acelerar su movimiento de acero.

El puerto también es un centro de transbordo de productos líquidos como gasolina, diésel, turbosina y lubricantes, antes de ser transportados a destinos finales en todo México. “Anteriormente, los clientes en México tenían que comprar energía a través de Pemex, pero ahora pueden adquirir productos básicos en el mercado a través de sus propios recursos”, indicó.

Agregó que, como resultado de lo anterior, la demanda de productos refinados continúa creciendo constantemente y las capacidades del puerto para manejar grandes volúmenes brindan a los clientes la posibilidad de llegar al interior de México, una ventaja significativa en un mercado competitivo.

Por ejemplo, Sunoco LP, uno de los mayores distribuidores independientes de combustibles de Estados Unidos, anunció en mayo de 2021 el desarrollo de una terminal de productos refinados en el puerto de Brownsville. La terminal completamente nueva, con 560,000 barriles de almacenamiento, brindará flexibilidad de suministro al negocio de distribución de combustible existente de la compañía en el sur de Texas.

El sitio también facilitará los esfuerzos de Sunoco para vender en el creciente mercado de exportación de combustibles a México. Sunoco espera que la terminal esté en servicio para el segundo trimestre de 2022 con una inversión total de aproximadamente 55 millones de dólares (mdd).

En el informe más reciente a la Junta de Zonas de Comercio Exterior, la FTZ No. 62 registró un valor récord de 8.9 mil mdd para el valor combinado de importaciones y exportaciones que se movieron a través de la zona en 2019. El valor total de los envíos de exportación a través de la FTZ No. 62 alcanzó 4.3 mil mdd en 2019; y, 4.6 mil mdd en importaciones.

Estos números, los más altos registrados en la historia de la zona, vieron productos en la industria petrolera y equipos de construcción naval, apoyados por el transporte constante de componentes de acero, aluminio y energía eólica.

La ubicación estratégica del puerto en la frontera entre Estados Unidos y México hace que la FTZ No. 62 sea un lugar atractivo para los transportistas y propietarios de carga, lo que respalda un mayor crecimiento laboral en la comunidad.

Ubicado entre los principales puertos siderúrgicos de Estados Unidos, el puerto de Brownsville mueve más acero a México que cualquier otro competidor nacional. En 2020, el puerto movió más de 3 millones de toneladas cortas de acero a través de la frontera sur.

Eso no sorprende con más de 10 millones de consumidores dentro de un viaje de 3 horas desde el puerto, muchos de los cuales se encuentran al sur de la frontera. Mover carga a través de la frontera en ambas direcciones es fácil con una amplia variedad de opciones de transporte confiables.

Brinda servicio ferroviario de Clase 1 hacia y desde el puerto a México y toda América del Norte incluyendo al Kansas City Southern de México para operaciones al sur de la frontera, y con Union Pacific y BNSF Railway sirviendo rutas del norte. El servicio ferroviario en el puerto se proporciona mediante un acuerdo con OmniTRAX, que opera el Ferrocarril Internacional Rio Grande de Brownsville (BRG) en más de 45 millas de ferrocarril propiedad del puerto.

Cuando los camiones son una mejor opción, el puerto de Brownsville reclama la propiedad conceptual del primer corredor con sobrepeso del estado. Los camiones que cruzan la frontera en cualquier dirección utilizando la ruta especialmente designada hacia o desde el puerto pueden cargar hasta los límites de peso legales de México, de 125,000 libras (45,000 libras más que los límites nacionales), lo que se traduce en ahorros reales en tiempo, dinero y eficiencias logísticas, finalizó.

Revisa aquí la programación de: T21 TV

Comenta y síguenos en Twitter: @GrupoT21