Así es como Wallenius Wilhelmsen apoya a la logística automotriz en México

Cada año se producen millones de vehículos en México y la industria automotriz juega un papel fundamental en la economía del país. Con muchos de estos vehículos destinados a los mercados de exportación, los fabricantes de automóviles de la región necesitan el apoyo de un socio logístico experimentado, en perspectiva de Jessica Baxter, especialista de Wallenius Wilhelmsen.

Si bien la industria automotriz se vio afectada por la pandemia y está lidiando con la crisis de escasez de semiconductores, está mostrando signos de recuperación, con un aumento de los volúmenes de exportación de 9.6% desde 2020. De hecho, los 11 fabricantes de automóviles de México produjeron más de 2 millones de automóviles para exportación a Estados Unidos y otros países como Japón, Colombia, Brasil y naciones de Europa, de enero a septiembre de 2021.

A pesar del repunte de la fortuna de la industria, todavía hay problemas que enfrentar, como la escasez de mano de obra, el acceso limitado a la infraestructura y la congestión portuaria. Eso significa que los OEM (fabricantes de equipo original) necesitan socios de logística que puedan proporcionar todo, desde administrar inventarios de vehículos terminados en plantas de fabricación y centros de distribución, hasta coordinar el transporte seguro y rentable de vehículos a los concesionarios, según Baxter.

Con servicios de transporte marítimo global, una red de centros de procesamiento de vehículos (VPC) y servicios de vagones para vehículos terminados, la especialista recordó que Wallenius responde a los cambios del mercado y brinda soporte a los fabricantes de automóviles para reducir los tiempos de entrega y los costos.

En México, a medida que ha crecido el mercado de exportación de vehículos, también lo han hecho sus servicios y equipo. Con 14 ubicaciones de procesamiento de vehículos en 6 estados y cerca de 2,000 empleados, actualmente tiene la capacidad de manejar 2 millones de vehículos al año, con potencial de ampliación.

“En caso de picos de producción de servicios debido a la acumulación de inventario, nuestra huella expansiva nos permite compartir recursos, enviando conductores, cargadores de rieles o instaladores de accesorios a donde se necesitan, lo que no tiene rival en el espacio de procesamiento de la planta. Nuestra huella también nos permite implementar nuevas operaciones de procesamiento de plantas en tan solo 3 meses”, sostuvo Roberto Zavala, vicepresidente de operaciones en México.

Los VPC actúan como una extensión del fabricante de automóviles. Al funcionar como parte del negocio del OEM, generalmente se encuentran en el sitio de la fábrica real. Las Port VPC atienden a muchos fabricantes en una sola instalación; tanto los centros de procesamiento en planta como los de puerto realizan trabajos como la personalización y la homologación. Otros servicios de VPC incluyen la carga de baterías para vehículos eléctricos, la instalación de accesorios como radios y alarmas, la instalación de molduras interiores y exteriores y el mantenimiento.

Además, el acceso a equipo propio de remolque significa que Wallenius proporciona servicios de conmutación de vagones para garantizar tanto la recepción como el remolque de niveles bi/tri vacíos a las instalaciones de la planta y una entrega oportuna de vagones cargados a los ferrocarriles de Clase I.

Regulación

Recientes regulaciones gubernamentales en México prohíben la subcontratación (outsourcing) de personal para la prestación de servicios que formen parte del objeto social o actividad económica principal de una empresa. Dependiendo de sus estructuras organizativas y estrategias de recursos humanos, los proveedores de servicios han tenido que adaptarse a cambios importantes en un periodo de tiempo muy corto.

“Algunos proveedores de logística confiaron completamente en la subcontratación de personal para brindar sus servicios y es probable que muchos todavía estén trabajando para poder cumplir con la nueva regulación. Con ajustes internos menores y un registro oportuno como proveedor especializado, estuvimos listos a tiempo, lo que nos permitió continuar atendiendo a nuestros clientes sin interrupciones”, añadió Zavala.

Por otro lado, la compañía detalló que, si bien la distribución ferroviaria directa ha sido tradicionalmente el modo de transporte preferido para los automóviles destinados al mercado estadounidense, los OEM observan las ventajas del transporte marítimo para optimizar la cadena de suministro y garantizar una entrega de vehículos más rápida, segura y rentable.

Wallenius tiene servicios regulares de línea a la costa este de Estados Unidos y otros destinos en América Central y del Sur asegurando que los vehículos no solo se entreguen a tiempo, sino también sin daños.

A su vez, la tecnología también ayuda a entregar los vehículos a tiempo al brindar a los clientes una descripción general de toda la cadena de suministro para identificar posibles cuellos de botella e interrupciones.

“Con acceso a herramientas digitales de visibilidad de extremo a extremo y software sofisticado, podemos digitalizar procesos para un mejor control de calidad y administrar el inventario sin problemas”, dice Zavala.

Los dispositivos de escaneo inalámbrico en todas las instalaciones impulsan la eficiencia operativa y garantizan la calidad de los datos, mientras que la herramienta de visibilidad en línea brinda trazabilidad a nivel de VIN en todos los sistemas operativos a nivel mundial. El software de optimización permite modelar y optimizar las redes de distribución.

“Es posible que los niveles de producción no vuelvan a ser los que eran antes de la pandemia, pero todavía hay un flujo constante de vehículos desde México a muchos otros países del mundo. Y con esto surge la necesidad de servicios de logística que ofrezcan una solución integral para respaldar las exportaciones automotrices de México”, finalizó Zavala.

Comenta y síguenos en Twitter: @GrupoT21