Ebrard da espaldarazo a inversión de Fincantieri en puerto Progreso

Marcelo Ebrard, titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores.

Desde la Embajada de México en Roma, Italia, el canciller Marcelo Ebrard dio a conocer que sostuvo una reunión con Giuseppe Bono, director Ejecutivo de la empresa Fincantieri, para avanzar en el proyecto de construcción de un astillero en el puerto de Progreso, Yucatán.

El titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SER) se encuentra en Roma para participar en la cumbre del G20, donde mantiene diversas reuniones, entre ellas la de Fincantieri, cuya inversión en un astillero alcanzaría 400 millones de dólares. “Venimos al G20, pero también hay que cuidar las inversiones y otras acciones de carácter bilateral con Italia”, dijo.

En un breve video en redes sociales, Marcelo Ebrard recordó que Fincantieri pretende desarrollar “un centro de gran escala de cruceros y otras naves”, mismo que se asentaría en la ampliación del puerto yucateco.

“Esta inversión sí implicaría un cambio estratégico en la situación de México en el sector naval y también en el sector turístico. Han venido ya trabajando con el gobierno del estado, el gobernador ha sido muy activo en esto, Mauricio Vila, y ahora los he invitado para visitar México, presentar su proyecto, y que podamos impulsarlo para llevarlo a cabo en estos 3 años de la segunda mitad del gobierno del presidente López Obrador (…) y lo importante es que van muchas empresas medianas, pequeñas, tecnología muy avanzada, de punta, que se instalarían en torno a esta inversión y me parece que es una muy buena noticia para México”, sostuvo Ebrard.

El pasado 24 de noviembre de 2020, Fincantieri firmó una carta de intención con la Secretaría de Desarrollo Económico de Yucatán para participar en el diseño y construcción de una nueva nave de reparación, conversiones y mantenimiento de embarcaciones, que estaría ubicada dentro de la ampliación y modernización del puerto de Progreso, donde recibiría una supuesta concesión por 40 años para la gestión exclusiva del nuevo astillero.

El convenio fue firmado a distancia por el secretario de Desarrollo Económico de Yucatán, Ernesto Herrero Novelo, y por el director de la División de Servicios Fincantieri, Giorgio Rizzo, respectivamente, en presencia del gobernador Mauricio Vila Dosal y el gerente General de Fincantieri, Fabio Gallia.

El proyecto, de acuerdo con la firma, contempla 2 diques secos de mampostería, los más grandes de América, capaces de albergar barcos de hasta 400 metros de eslora, particularmente cruceros, grandes cargas y embarcaciones de Oil & Gas, que necesitan operaciones complejas. El astillero también contará con una plataforma elevadora para unidades de hasta 150 metros de longitud, muelles de unos 1,000 metros, grúas, talleres, equipos especiales, oficinas y almacenes.

Luego de la firma, Fincantieri detalló que inicialmente la creación del astillero la llevará a cabo el Gobierno del Estado de Yucatán, y se iniciaría en el primer semestre de 2021, lo cual no ha ocurrido tras el retraso en la ampliación del puerto y el dragado que se encuentra suspendido. De acuerdo con su proyección, la construcción finalizaría hasta 2027.

De acuerdo con el proyecto, el nuevo astillero Progreso estará estratégicamente ubicado para atender a los operadores mercantes de esta zona, beneficiándose del cercano canal de navegación de Yucatán, una salida natural al Océano Atlántico. El Golfo también es una región con una fuerte concentración de operaciones relacionadas con el petróleo y el gas, con exploración, producción y almacenamiento en alta mar de petróleo y gas natural.

Comenta y síguenos en Twitter: @BetoZanela /  @GrupoT21