El reto de la información en el CFDI de complemento carta porte

Uno de los temas que ha causado mayor interés en el ámbito marítimo-portuario y su interconexión con el transporte terrestre en la movilización de bienes y mercancías es la transferencia de la información necesaria para que los prestadores de servicios elaboren su CFDI de ingreso con complemento carta porte en los términos de la Regla 2.7.1.9 de la Resolución Miscelánea Fiscal (RMF 2021) a partir del 1 de diciembre de 2021.

De acuerdo con el especialista Oscar Moreno, la captura, almacenamiento, transferencia y recepción de información para la elaboración de los CFDI por parte de los sujetos obligados, es un tema fundamental si se considera que, en términos de impacto regulatorio, la carga administrativa para el llenado de este documento se incrementa de su versión vigente desde 2015 de 15 campos de llenado, a más de 185, lo que representa un incremento del orden de 600% en el volumen de información requerida.

Por esta razón, la Asociación Mexicana de Agentes Navieros (Amanac) solicitó a la Comisión Nacional de Mejora Regulatoria, se niegue la exención del Análisis de Impacto Regulatorio que solicitó la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) para remplazar la carta porte del autotransporte federal por el CFDI Carta Porte; esto con base en un artículo publicado por Moreno en la Gaceta Amanac correspondiente al mes de octubre.

Añade que el tópico cobra mayor relevancia si se considera que de conformidad con el Artículo 29 A Fracción VIII del Código Fiscal de la Federación, el prestador del servicio deberá acreditar la legal estancia o tenencia de mercancías durante su traslado en territorio nacional, acompañándose de la representación impresa o en archivo digital de su CFDI de ingreso con su correspondiente complemento carta porte.

En este contexto, los diversos participantes de las cadenas logísticas tienen el reto de compartir la información que sea requerida por el Servicio de Administración Tributaria (SAT) de forma oportuna, estandarizada y segura, para que a su vez los prestadores de servicios de transporte en territorio nacional, mayoritariamente terrestres, estén en la posibilidad de expedir el CFDI de ingreso con su complemento carta porte, desde el inicio mismo de la transportación, dado que las mercancías podrán ser objeto de verificación durante su transporte, ya sea por el propio SAT o por la Guardia Nacional.

El manejo de la información por parte de todos los participantes será crucial para evitar el congestionamiento en los puertos, demoras en los despachos y, principalmente, actos de detención por el ejercicio de facultades de verificación durante el transporte, enfatizó Oscar Moreno.

Lo anterior, dado que deben considerarse los costos y aumento de la carga de trabajo que todos los participantes deberán enfrentar para lograr los desarrollos informáticos necesarios, sin que existan estándares de transmisión de la información requerida, “lo cual hace este proceso extraordinariamente complejo”.

El especialista abundó que tendrá especial énfasis en la implementación de esta disposición fiscal el hecho de que la información que manejan las empresas navieras en el caso de transporte multimodal y por ende sus agentes, es aquella que declaran en origen sus embarcadores, de tal manera que los datos de dicha declaración se trasladan al conocimiento de embarque marítimo, y de ahí al prestador de servicios de transporte terrestre, por lo que las navieras y sus agentes, cumplirán con compartir en forma fidedigna, los mismos datos declarados por su embarcador en origen, tema que ha sido abordado por la Amanac en las mesas de trabajo con el SAT.

Revisa aquí la programación de: Diálogos Empresariales de Logística

Comenta y síguenos en Twitter: @GrupoT21