Puerto Lázaro Cárdenas opera en contingencia por bloqueo ferroviario

Desde el 31 de julio se mantiene un bloqueo ferroviario (levantado sólo 1 día el pasado 21 de agosto) a las vías del Kansas City Southern de México (KCSM), que conectan al puerto de Lázaro Cárdenas, Michoacán, por lo que se activó un protocolo de operación contingente por parte de la comunidad portuaria.

De acuerdo con un comunicado, el movimiento ferroviario de la vía a Lázaro Cárdenas, (7 trenes diarios) ha afectado un equivalente de 93,000 camiones cargados en los 46 días de bloqueo en lo que va del año, toda vez que cada tren equivale a 300 camiones cargados. El bloqueo se registra en Caltzontzin, por parte de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), que hoy impidió que el presidente Andrés Manuel López Obrador diera su conferencia matutina en Chiapas.

La comunicad portuaria de Lázaro Cárdenas detalló que este bloqueo ha representado impactos económicos que se traducen en pérdidas millonarias para la economía del país, ya que los trabajadores de la industria ferroviaria y de otros sectores no están generando ingresos para sus familias debido a los paros, riesgo en generación de empleo, pues por cada trabajo que genera la industria ferroviaria se crean cuatro en la economía.

Con sólo 17 días de bloqueo a las vías férreas, las pérdidas económicas rebasaban los 700 millones de pesos, según estimaciones de la Asociación de Industriales del Estado de Michoacán (AIEMAC) y alrededor de 5,000 contenedores afectados.

Asimismo, la comunidad portuaria abundó que existe un daño a la imagen y percepción del puerto Lázaro Cárdenas en México y el mundo, debido a que la incertidumbre causada por los bloqueos afecta la capacidad del país para generar nuevas inversiones, situación que pone en riesgo la confianza de los clientes.

El Protocolo de Operación Contingente implica acciones focalizadas por parte de los actores de la comunidad para mitigar el impacto al flujo del despacho de la carga, mientras que exige a las autoridades que el conflicto se resuelva a la brevedad.

No obstante, desde el gobierno federal no hay acción. Hoy el presidente López Obrador no asistió a su conferencia matutina en Tuxtla por un bloqueo de la CNTE, donde la respuesta del mandatario fue que no cederá a presiones ni chantajes.

“No puede ser el presidente de México rehén de nadie. Hemos atendido a los maestros, los vamos a seguir atendiendo. He hablado con la CNTE, creo que 8 o 10 ocasiones, pero en el caso de Chiapas y Michoacán hay intereses creados, también en la dirigencia. Esto no tiene que ver con las bases del magisterio, no puedo someterme a ningún grupo de interés creado”, sostuvo.

Comenta y síguenos en Twitter: @GrupoT21