CIIT desconoce normatividad, tipos de empresas y estímulos en los Podebi

Mientras el titular del Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec (CIIT), Rafael Marín Mollinedo, asegura que la infraestructura rehabilitada en puertos y vías férreas comenzará a operar en 2022, en eventos por separado, el presidente Andrés Manuel López Obrador enfatiza que los Polos de Desarrollo para el Bienestar (Podebi) deberán comenzar a funcionar en 2023. Sin embargo, el CIIT desconoce cómo.

A través de la Plataforma Nacional de Transparencia, un usuario solicitó al CIIT copia simple de toda la información sobre cartas u oficios de intención de empresas para instalarse en algunos de los puntos del Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec, en Oaxaca y Veracruz, así como el detalle del municipio, número de hectáreas y el perfil de la empresa.

Al respecto, la Unidad de Promoción de Inversiones y Desarrollo Comercial del CIIT respondió que, derivado de la búsqueda exhaustiva en sus registros documentales, no obra en los expedientes información sobre cartas u oficios de intención, expresamente de empresas para instalarse en algunos de los puntos del CIIT en Oaxaca y Veracruz; pero fue más allá.

“A la fecha de consulta, la citada Unidad no tiene mayor referencia sobre un marco normativo o cualquier otro instrumento jurídico que permita establecer de manera formal las bases sobre modelo y tipo de industrias que se permitirán instalar en los polígonos al interior del Istmo de Tehuantepec, que contarán con incentivos para atraer la inversión y detonar el desarrollo económico y social de la región. Por lo anterior, no es posible detallar el municipio, número de hectáreas y perfil de la empresa que se solicita”, resaltó el organismo mediante oficio fechado el pasado 26 de julio.

El presidente López Obrador señaló recientemente que ya se compraron 8 de los 10 terrenos para la construcción de los parques industriales o Podebis que se instalarán en el corredor, para lo cual, el gobierno había llegado a un acuerdo con comuneros, ejidatarios y propietarios de los terrenos.

Como parte de este proyecto se construirán 10 parques industriales de entre 500 y 1,000 hectáreas, lo que generará empleos y hará que la migración no sea forzada por la necesidad de oportunidades de los habitantes de la región, aunado a estímulos fiscales a las empresas que establezcan sus fábricas, por lo que será una "zona franca" como la del norte del país, de acuerdo con el presidente.

Comenta y síguenos en Twitter: @BetoZanela@GrupoT21