Flete marítimo Asia-México, al alza; prevén mayor dificultad para embarcar en China

La tarifa de flete marítimo en la segunda mitad de 2021 sigue cotizando en máximos históricos debido a los altos niveles de demanda, la congestión portuaria y el desequilibrio en la rotación de los equipos, de acuerdo con el Índice EAX de Eternity Group México, correspondiente a julio.

Según la firma, a lo largo del séptimo mes los armadores mantuvieron durante 24 días un nivel promedio de 11,024 dólares por contenedor de 40 pies (USD/40HQ) soportado (similar a junio) por extraloaders. Esta capacidad adicional en la ruta de Asia a México logró reducir la volatilidad del mercado de fletes marítimos; sin embargo, durante la última semana de julio el mercado logró cotizar nuevamente al alza, cerrando este periodo en 11,149 USD/40HQ.

Para las próximas semanas Eternity indicó que se esperan niveles bajos de stocks de contenedores en Asia, así como restricciones operativas en algunos puertos no base del Yangtze River (especialmente Nanjing) por rebrote de la variante Delta-COVID-19, lo que provocará mayor dificultad para lograr embarcar desde esta región y, por consecuencia, bajo una tarifa elevada (pagando un premium fee adicional a la tarifa de mercado FAK para lograr subirse al buque).

“Al estar confirmada la expansión de la variante Delta del COVID-19 en distintas provincias chinas, no se descartan restricciones en puertos adicionales durante las próximas semanas y esto formará parte de los elementos que aumentarán los lead times de materiales y los costos logísticos para el sector importador”, de acuerdo con el reporte.

De este modo, Eternity Group señaló que las tarifas FAK que cubren el corredor marítimo Asia–USA marcaron durante julio nuevamente incrementos, quedando el ocean-all in en el corredor Asia–US West Coast en 19,500–25,000 USD/40HQ, esto equivale a un incremento de +600% interanual; mientras que el corredor Asia–US East Coast quedó en 25,500–30,200 USD/40HQ, equivalente a un aumento de +500% comparado con julio de 2020.

Uno de los catalizadores que influyen en el aumento de las tarifas de flete marítimo en el corredor a Estados Unidos ha sido la constante congestión portuaria en Los Ángeles y Long Beach, debido a que cada semana se incrementa el número de buques que esperan turno de descarga en terminal, lo que provoca un aumento en la operación de contenedores en las terminales y mayores niveles de demanda de camión para descomprimir la operación doméstica.

“Dado el impacto de costos logísticos en el mercado americano, el gobierno de Estados Unidos a través de la FMC (Federal Maritime Commission) muestra las primeras señales de presión a los principales carriers, investigando los mecanismos que se aplican para mantener las tarifas de flete marítimo internacional en máximos históricos por medio de recargos tales como: GRI’s, PSS, Port Congestion Fee que se suponen ya incluidos en el alto nivel de flete que se paga”, indicó la empresa.

Te puede interesar: EU emplaza a navieras a informar sobre recargos

A medida que continúan las interrupciones logísticas causadas por la escasez de equipo, espacio y rebrotes de coronavirus en regiones como el sudeste asiático y China, aumentan las preocupaciones de los posibles bloqueos en las operaciones de exportación desde esta región que podrían empeorar el ecosistema logístico en un contexto de mayor demanda de carga por las fechas especiales del final del año, de acuerdo con Eternity.

No te pierdas la participación de Nicolás Portenza, presidente de Eternity Group México, en la más reciente edición de Diálogos Empresariales de Logística, donde comenta la situación del mercado marítimo para los siguientes meses.

Comenta y síguenos en Twitter: @GrupoT21