APM Terminals cumple 20 años simplificando la cadena de suministro

Lo que nació como una red de terminales portuarias en apoyo a la naviera Maersk, a principios del nuevo milenio, ha evolucionado a lo largo de 2 décadas hasta convertirse en el tercer operador portuario de mayor importancia a nivel global, con 75 terminales en 42 países.

Con un claro enfoque hacia la automatización y digitalización de procesos, así como altos estándares de seguridad, eficiencia y arraigo con las comunidades donde opera, APM Terminals empezó en 2011 a brindar servicios cada vez a más navieras y transportistas en tierra, separando su imagen corporativa de Maersk y convirtiéndose en un operador de terminales de clase mundial, de acuerdo con José Rueda Salinas, director general de APM Terminals Lázaro Cárdenas.

“Hay 2 temas fundamentales: el uso de las nuevas tecnologías, el mundo portuario es un mundo que hasta hace poco ha sido analógico y, en ese sentido, APM Terminals ha sabido darle el matiz de nuevas tecnologías, digitalizando y dando a logística de puertos y terminales la perspectiva del futuro; y por supuesto, invertir, desde los inicios la perspectiva ha sido clara, tener ubicaciones correctas, adecuadas, en lugares estratégicos”, comentó.

APM Terminals, en opinión del entrevistado, se gestó dentro del corazón del comercio mundial, como una división de negocios de A.P. Moller-Maersk, cuya vocación ha sido implementar dentro de la cadena logística servicios de valor agregado que permitan a sus clientes ya no sólo cargar y descargar contenedores de los barcos, sino coadyuvar con ellos en todos los tipos de servicios que requieran, incluso tierra adentro, apoyados de infraestructura propia y mediante alianzas comerciales, donde la tecnología ha sido piedra angular del crecimiento.

“Hoy en día la tecnología es irrenunciable, cualquier compañía que esté de espaldas a lo que suceda en el mundo con la revolución digital tiene poco futuro. El grupo siempre ha tenido muy clara la orientación tecnológica, brindarle a un cliente acceso a la información que hoy en día está archivada en los servidores y darle un fácil acceso; es un servicio más que se debe prestar porque los clientes cada vez necesitan manejar más datos, más fiables y de una manera económica”, abundó José Rueda.

APM
José Rueda Salinas, director general de APM Terminals Lázaro Cárdenas. 

Bajo este escenario, el directivo enfatizó que APM Terminals tiene la capacidad de automatizar y digitalizar infraestructuras y procesos de acuerdo con cada ubicación en donde opera, atendiendo necesidades específicas del mercado. Con ello, aunado a medidas sanitarias y laborales como cubrebocas, sana distancia y teletrabajo, entre otras, fue que la empresa dio continuidad al negocio durante la pandemia por COVID-19, resaltando aún más la importancia de las estrategias digitales que venía implementando incluso desde antes de la crisis sanitaria, de cara siempre a ofrecer servicios transparentes y eficientes a sus clientes.

“Por buscarle algo positivo a la pandemia, yo diría que no sólo APM Terminals, sino en todo el mundo, nos ha permitido automatizar y digitalizar los trabajos de una manera increíble, es obvio que, como parte de protocolos de seguridad y continuidad de negocio, nosotros utilizamos todos los sistemas de higiene; automatizar solicitudes y requerimientos nos ha permitido la continuidad del negocio, sorprendidos de la capacidad además de hacerlo remoto”, recalcó.

De esta forma, Rueda Salinas detalló que APM Terminals ha podido afrontar de manera exitosa la serie de irrupciones por las que atraviesa el sector logístico a nivel mundial, donde la saturación en puertos, falta de espacio en barcos, escasez de contenedores y otros factores como el bloqueo al Canal de Suez y las restricciones en China por nuevos brotes del SARS CoV-2, han tomado cada vez más relevancia para la continuidad de la cadena de suministro.

“No sólo somos el operador portuario, sino que además formamos parte del grupo naviero de la máxima importancia en el mundo, con lo cual tenemos un pulso importante de lo que está ocurriendo. Una parte relevante es la interconectividad, el hecho de tener comunicación fluida con el resto de las terminales, qué ocurre con los tráficos y adecuar nuestras acciones encaminadas a reducir el impacto al máximo. Es un tema puntual y volverá a su normalidad conforme la situación epidemiológica vaya mejorando, pero nos ha hecho ver que se pueden hacer cosas distintas a lo que se hacía, eso nos ha reforzado a nosotros en el mercado”, aseguró.

Así, APM Terminals se constituye como uno de los 3 principales operadores de terminales a nivel global, atendiendo anualmente más de 34,000 recaladas de buques, alrededor de 12 millones de contenedores y generando más de 20,000 empleos directos en el mundo.

Operación local, enfoque global

El 2011 no sólo fue el año en el que APM Terminals se constituyó como división de negocios separada de Maersk, también entró al mercado mexicano al ganar la licitación para operar la segunda Terminal Especializada de Contenedores (TEC II) en el puerto de Lázaro Cárdenas, donde construyó la única terminal semi-automatizada de América Latina, de acuerdo con José Rueda.

En ese sentido, recordó que suma inversiones que superan los 900 millones de dólares (mdd), no sólo en infraestructura, sino en la implementación de las herramientas tecnológicas que brinda a sus clientes, así como otros proyectos como la recertificación del Código PBIP, obtenida recientemente. 

APM Terminals cuenta con la concesión por 32 años para el financiamiento, diseño y mantenimiento de la terminal que comenzó operaciones en 2017 tras su proceso constructivo, contando además con la operación de la terminal de contenedores del puerto de Progreso, Yucatán.

APM
APM Terminals Lázaro Cárdenas.

José Rueda abundó que APM Terminals Lázaro Cárdenas se encuentra en la Fase 1 de su desarrollo, pero cuando las condiciones de mercado lo demanden, la empresa tiene la capacidad operativa y financiera para el desarrollo de la siguiente etapa. Así ha conseguido ya varios hitos, como haber operado al buque MSC Ámsterdam de 16,000 TEU de capacidad, el más grande que haya llegado a un puerto mexicano, dada su productividad y eficiencia. Para la segunda etapa, José Rueda no descarta inversiones que podrían superar los 400 mdd.

Esta primera fase de la terminal considera un patio automatizado de 49 hectáreas, un muelle de 750 metros, oficinas corporativas, patio intermodal con 5 espuelas de ferrocarril, almacenes y acceso seguro en puertas e instalaciones para el manejo de carga, con el objetivo de responder a los crecientes volúmenes de tráfico intermodal; toda esta actividad representa la generación de 800 empleos directos y 2,700 indirectos.

Comenta y síguenos en Twitter: @GrupoT21