Pinfra obtendrá reembolso de API tras salida del nuevo puerto de Veracruz

Foto de Archivo

Promotora y Operadora de Infraestructura (Pinfra) informó que llegó a un acuerdo con la Administración Portuaria Integral (API) Veracruz para terminar anticipadamente y de manera voluntaria el Contrato de Cesión Parcial de Derechos para la construcción de una terminal en el nuevo puerto de Veracruz.

En un comunicado, la empresa sostuvo que mediante la Concesión I-668-2017-G.J. de fecha 15 de diciembre de 2017 llevaría a cabo la construcción, uso, aprovechamiento, equipamiento, operación y explotación de una terminal portuaria en la zona de ampliación del puerto. Esto no se concretó y, de las 5 terminales licitadas, la de Pinfra fue la única que no avanzó.

“Lo anterior en virtud de que, por diversas causas y razones ajenas a la voluntad y control de Pinfra, la entrega del área en la cual debía construirse la referida terminal portuaria, no pudo llevarse a cabo”, detalló la firma.

Asimismo, resaltó que la terminación anticipada del contrato no genera responsabilidad para Pinfra y la faculta a obtener el reembolso de la cuota inicial única que pagó a la API por la adjudicación del concurso original.

“Dentro de los siguientes 12 meses la API realizará un nuevo proceso de licitación pública del área objeto del concurso original, con nuevos requisitos y condiciones que promuevan la competencia, en el que Pinfra podrá participar si así lo desea”, añadió.

Infraestructura Portuaria Mexicana (IPM) fue la filial de Pinfra que, como única postora por la terminal de carga mixta en el nuevo puerto de Veracruz, se adjudicó el contrato para la construcción, equipamiento, uso, aprovechamiento y explotación de la terminal de uso público para la operación y manejo de carga suelta, contenerizada y maniobras semi especializadas.

La filial de Pinfra ofreció 401 millones de pesos (mdp) más el Impuesto al Valor Agregado (IVA) como contraprestación única inicial a la API Veracruz, misma que le será reembolsada según el comunicado de la empresa, que se queda sólo con la terminal que tiene en el puerto de Altamira, toda vez que intentó participar por una Terminal de Usos Múltiples en Tampico, pero le fue negada su entrada al concurso por la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece).

La contraprestación por cuota fija mensual de IPM consistiría en 25 pesos más IVA por uso y aprovechamiento de cada metro cuadrado del área por ceder, de acuerdo con la licitación.

Esta esta fue la última adjudicación de la API en el sexenio pasado para concluir la primera etapa del nuevo puerto, toda vez que fueron también otorgados los contratos para las terminales de contenedores (Hutchison Ports Icave), granel agrícola (Grupo Gramosa), granel mineral (Grupo Logra) y fluidos (IEnova), todas en operación actualmente.

Comenta y síguenos en Twitter: @BetoZanela@GrupoT21