Maersk recupera volúmenes en México, pero cerrará el año con -15%

Como consecuencia de la pandemia por COVID-19, el grupo logístico-naviero Maersk prevé concluir el año 2020 con una disminución de contenedores transportados vía marítima de alrededor del 15%, respecto de lo operado desde y hacia México durante 2019, informó Jorge Monzalvo, director de Customer Experience de Maersk para México y Centroamérica.

En una mesa redonda virtual con periodistas, el ejecutivo explicó que los meses de enero y febrero de 2020 fueron positivos para la compañía en términos de volúmenes de carga, lo cual comenzó a retroceder en marzo, cuando la pandemia impacta al país. Para los meses de mayo y junio la disminución alcanzó un 23% y, hacia el tercer y cuarto trimestres del año, la demanda comenzó a recuperarse, luego de la reapertura de diversos sectores económicos como el automotriz.

Desde la perspectiva de Patricia Pérez, directora de Ventas para Maersk México y Centroamérica, la mejora en los volúmenes comenzó a partir del tercer trimestre del año, en prácticamente todas las verticales de negocio a las que atiende, con lo que la empresa observó una mejora de 18% respecto del segundo trimestre. La demanda de transporte más notoria vino de segmentos como el retail y consumo en general, así como agroindustrial, electrónicos, línea blanca y manufactura.

Hacia el primer trimestre de 2021, Jorge Monzalvo prevé que continúe una tendencia positiva en el movimiento de contenedores, toda vez que el Año Nuevo en China, a celebrarse en febrero, propiciará que los importadores aceleren sus pedidos dado ese periodo de suspensión de la producción del país asiático; sin embargo, el comportamiento del resto del año aún estará marcado por la volatilidad.

En ese sentido, destacó que la integración de los servicios logísticos de Maersk, luego de haber fusionado a su marca Damco y sus actividades, es lo que ha permitido a la empresa hacer frente a la crisis derivada de la pandemia, ya que ofrece a sus clientes un portafolio de soluciones logísticas puerta a puerta, no sólo en el flete marítimo, sino aéreo, almacenamiento, consolidación y desconsolidación en origen/destino, visibilidad en órdenes de compra, gestión de inventarios y proveedores, incluso servicios bajo el esquema de 3PL y 4PL, coordinando a los diferentes proveedores logísticos de sus clientes.

Bajo ese escenario, Jorge Monzalvo destacó la presencia e infraestructura del grupo en el mercado mexicano, donde tiene posibilidades de ofrecer almacenamiento en bodegas propias, rampa intermodal con servicio en APM Terminals Cuautitlán, servicios por camión y ferrocarril, con lo cual la cadena de suministro de sus clientes fluye desde origen hasta los puertos (también opera APM Terminals en el puerto de Lázaro Cárdenas) y después a los centros de consumo y hasta la última milla.

De este modo, Patricia Pérez abundó que con esta gama de soluciones Maersk dispone de la flexibilidad que requieren los clientes ante irrupciones en la cadena de suministro como lo fue la COVID-19 y en los cambios en los patrones de consumo, acercándose con sus consumidores aún más ahora que se prevé una reconfiguración en la cadena de proveeduría, buscando diversificar los países desde donde importan insumos y dejar de depender de Asia.

Sobre nuevos proyectos en México, Patricia Pérez abundó que, si bien no existen por ahora planes de nuevas rutas marítimas, Maersk aprovechará todos los activos con los que cuenta para realizar una logística integral cada vez más robusta para sus clientes, ofreciendo flexibilidad y diversas alternativas, así como ofreciendo nuevas propuestas de valor para los cruces fronterizos, tanto hacia Estados Unidos, como Centroamérica.

Revisa aquí la programación de: Diálogos Empresariales de Logística (de Grupo T21)

Comenta y síguenos en Twitter: @BetoZanela / @GrupoT21

  • Consulta la edición electrónica de la revista T21 de diciembre en este link
  • Suscríbete aquí al boletín de noticias de T21
  • Solicita tu suscripción a la revista impresa en: suscripciones@t21.com.mx