Hapag-Lloyd arroja resultados positivos pese a COVID-19

A pesar de la pandemia por COVID-19, sobre la cual mantiene cautela, la naviera Hapag-Lloyd concluyó el primer semestre de 2020 con un beneficio antes de intereses e impuestos (EBIT) de 563 millones de dólares (mdd), superando así la cifra del mismo periodo del año anterior de 440 mdd.

Por su parte, el beneficio del grupo mejoró hasta los 314 mdd. Al mismo tiempo, las ganancias antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización (EBITDA) aumentaron a 1,290 mdd, según un comunicado de la firma alemana.

“Después de que el año tuvo un comienzo decente, los volúmenes de transporte disminuyeron significativamente en el segundo trimestre como resultado de la pandemia de COVID-19. Nos beneficiamos de la caída repentina en los precios del búnker, ajustamos la capacidad para reducir la demanda y tomamos medidas adicionales de reducción de costos como parte de nuestro Programa de Protección del Desempeño. En general, tenemos un buen primer semestre a pesar de la crisis del coronavirus”, dijo Rolf Habben Jansen, ceo de Hapag-Lloyd AG.

Los ingresos en el primer semestre de 2020 se situaron en aproximadamente 7,000 mdd, menos del 1% por debajo del nivel del año anterior. Esto, de acuerdo con la naviera, puede atribuirse principalmente al hecho de que los volúmenes de transporte disminuyeron aproximadamente un 4%, a aproximadamente 5,8 millones de TEU (contenedores de 20 pies).

Si bien los volúmenes de transporte aún aumentaron ligeramente en el primer trimestre, el segundo trimestre experimentó una disminución de aproximadamente 11% en comparación con el período del año anterior como resultado de la pandemia. La tarifa promedio de flete en el primer semestre de 2020 mejoró ligeramente a 1,104 USD / TEU.

Hapag-Lloyd describió que los gastos de transporte estuvieron alrededor de un 4% por debajo de la cifra comparable del año previo. Un precio promedio de combustible de 448 dólares por tonelada, que es aproximadamente un 4% más alto que en el período del año anterior debido a la introducción de la regulación de combustible de la OMI 2020, fue compensado por los efectos positivos de una disminución relacionada con el volumen en los gastos de transporte y gestión activa de costes resultante de las medidas de PSP.

Además, la fuerte caída de los precios del búnker en el segundo trimestre tuvo un impacto positivo en las ganancias de Hapag-Lloyd.

A su vez, la compañía reportó que su free cash flow volvió a ser “muy positivo” con 1,200 mdd. La reserva de liquidez se incrementó en la primera mitad del año en consonancia con la toma de medidas activas para fortalecer aún más la posición de liquidez como parte del Programa de Salvaguardia del Desempeño, y se situó en aproximadamente 1,900 mdd a finales de junio.

En alianza con PortalPortuario, el medio de comunicación especializado en puertos y transporte marítimo, líder en Chile.

Comenta y síguenos en Twitter: @GrupoT21

  • Consulta la edición electrónica de la revista T21 de agosto en este link
  • Suscríbete aquí al boletín de noticias de T21
  • Solicita tu suscripción a la revista impresa en: suscripciones@t21.com.mx