Sin comentarios, Decreto de creación del Corredor Interoceánico

El pasado 25 de marzo la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) ingresó a la Comisión Nacional de Mejora Regulatoria (Conamer) la solicitud de Exención de MIR del “Decreto por el que se crea el organismo público descentralizado, con personalidad jurídica y patrimonio propio, no sectorizado, denominado Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec”, mismo que dio de baja tres días después. Sin embargo, desde el 1 de abril se encuentra disponible nuevamente en la Conamer, sin que hasta ahora haya registrado comentarios por parte de los ciudadanos.

Con la referencia SHCP/47256, la SHCP expuso que la creación del organismo público CIIT (según sus siglas), permitirá la instrumentación de una plataforma logística en la zona del Istmo de Tehuantepec. “Esto representa una oportunidad histórica para construir la infraestructura nodal que elimine las fallas e ineficiencias en las cadenas de transporte, almacenamiento y distribución que actualmente persisten y que han imposibilitado el desarrollo de la actividad económica en el Istmo de Tehuantepec”, según la dependencia.

Añadió que ello permitiría facilitar la movilidad de bienes entre los puertos de Coatzacoalcos y de Salina Cruz, incorporando servicios con mayor valor agregado.

Entre las funciones principales del CIIT estarían el instrumentar una plataforma logística que integre la prestación de servicios de administración portuaria que se realizan en Coatzacoalcos, y Salina Cruz, así como su interconexión eficiente, rentable y sistemática mediante transporte ferroviario.

Además, unificar las estrategias de negocio y las políticas de inversión, en la operación de las Administradoras Portuarias Integrales de Coatzacoalcos y de Salina Cruz, al igual del Ferrocarril del Istmo de Tehuantepec; aunado a ofrecer servicios de embarque, transportación y comercio integrales mediante la coordinación del CIIT a través de sus filiales y de inversionistas privados.

De acuerdo con la SHCP, también el organismo debería procurar, mediante inversión pública y privada, la construcción de la infraestructura física, social y productiva necesaria para modernizar, mejorar, ampliar e integrar las instalaciones actuales.

Si deseas conocer más acerca de este proyecto, puedes consultar la edición de mayo de la Revista T21, disponible en este link.

Comenta y sígueme en Twitter: @BetoZanela