Navieras suben precios por alzas en costo de combustible

El precio del combustible para los buques, el más alto desde 2014, obligó a diferentes navieras a implementar recargos con efectos prácticamente inmediatos en sus servicios de transporte de contenedores.

La primera en anunciarlo fue la suiza Mediterranean Shipping Company (MSC) atribuyendo este recargo a un “precio soñado” de 80 dólares por barril por los países productores de petróleo, particularmente Arabia Saudita, lo cual resulta “una pesadilla” para la industria del transporte.

De acuerdo con MSC, el aumento continuo de los precios del búnker ha tenido un gran impacto en el entorno operativo de las líneas de transporte de contenedores.

“Los precios de los combustibles han subido más de 30% este año y casi 70% desde junio pasado. Los precios en Europa superaron los 442 dólares por tonelada. Esta medida de último recurso es esencial para garantizar que naveguemos por estas condiciones económicas desafiantes de una manera constante y sostenible, y continuemos brindando un servicio de alta calidad”, explicó MSC.

Posteriormente, la danesa Maersk Line anunció que subiría “de emergencia” el precio de sus servicios de transporte marítimo debido al alza que ha tenido el valor del combustible.

“El aumento en el precio del bunker en 2018 ha sido significativamente más alto de lo esperado y ha alcanzado un valor de 440 dólares por tonelada en Europa, el más alto desde 2014. El aumento es mayor del 20% en comparación con el comienzo de 2018 y debido a esta inesperada subida ya no es posible recuperar los costos del búnker a través de los factores de ajustes estándar”, detalló.

Asimismo, agregó que debido a la naturaleza insostenible de la situación decidió introducir un Recargo de Emergencia por Combustible (EBS | Emergency Bunker Surcharge) como una acción necesaria para garantizar un servicio continuo a nuestros clientes.

“El EBS se aplicará a toda la carga a nivel mundial a partir del 1 de junio de 2018 para los corredores no FMC y el 1 de julio de 2018 para los corredores FMC”, agregó.

La tarifa EBS se basa en un precio de búnker de 440 dólares (IFO380 en Rotterdam) y quedará sujeta a cambios bajo algunas variables. De este modo, en caso de que el precio del búnker aumente a un nivel de 530 dólares, las tarifas de EBS se multiplicarán por un factor de 2.0. A su vez, en caso de que el precio del búnker disminuya a 370 dólares, las tarifas de EBS serán cero.

También la naviera Hamburg Süd anunció que aplicará recargos a sus servicios de transporte marítimo debido al alza mundial en los precios del combustible.

“A raíz de diversos factores geopolíticos y macroeconómicos, el precio del combustible en 2018 aumentó un 45% en comparación con el promedio de 2017, alcanzando un nivel de 440 dólares por tonelada (Base IFO 380 / Rotterdam). Esta repentina y significativa alza en el mayor componente de costo de la industria naviera significa que ya no es posible que Hamburg Süd mantenga sus servicios sin un ajuste en la recuperación de su costo de combustible”, explicó.

En este sentido, Hamburg Süd aplicará el Factor de Ajuste de Combustible de Emergencia (EFAF) a toda la carga a nivel mundial, exceptuando a los envíos de exportación desde China.

Los recargos comenzarán a regir a partir del 1 de junio para los tráficos no regulados por el FMC (United States Federal Maritime Commission) y a partir del 1 de julio en los tráficos bajo regulación del FMC.

Con información de PortalPortuario

Comenta y síguenos en Twitter: @GrupoT21

PortalPortuario.cl es el principal medio especializado de la industria portuaria en Chile.