Marina mercante mexicana, ¿hacia la recuperación?

Por:
Luis Alberto Zanela
Luis Manuel Ocejo, Presidente de la Cameintram

La infraestructura de transporte y almacenamiento de hidrocarburos que TransCanada y Sierra Oil & Gas desarrollan en conjunto con Grupo TMM en Tuxpan, así como la contratación de barcos con nuevos participantes privados del sector petrolero en el país, son algunos de los signos de recuperación de esta última compañía, que vio reducidos sus ingresos un 18.8% en 2016 con dos mil 647.5 millones de pesos, en comparación con los tres mil 262 mdp alcanzados en 2015.

La participación en el 10% del proyecto de 800 millones de dólares que TMM realiza en conjunto con TransCanada (50%) y Sierra Oil (40%), es uno de los proyectos más ambiciosos para la empresa y para el país, afirmó Luis Manuel Ocejo, Director de la división Marítima de Grupo TMM, quien detalló a T21 que la firma se prepara para vincular barcos de la firma con este proyecto y con los ganadores de las rondas de licitaciones de Petróleos Mexicanos (Pemex).

Adelantó que el proyecto de la terminal de hidrocarburos en Tuxpan tendrá cuatro posiciones de atraque, con los que se podrán atender buques simultáneamente, reduciendo de cuatro a un día la estadía de los buques en puerto. El proyecto se encuentra un 70% avanzado en la parte de ingeniería, aunque camina a “marchas forzadas” en el factor regulatorio.

El desarrollo de la terminal es uno de los proyectos más ambiciosos que hay en México. Va a tener cuatro posiciones de atraque para recibir barcos de hasta 14 metros de calado con una capacidad de hasta 90 mil toneladas, con lo que se le va a dar mucha versatilidad al puerto. Desde el punto de vista de TMM ya nos estamos preparando, nuestros barcos están en el mercado internacional demostrando que la bandera mexicana sirve para estos tráficos”, dijo.

Detalló que la firma tiene actualmente contratados con PMI Comercio Internacional (filial de Pemex) tres barcos, dos para tráficos entre Houston y México; y uno más en el Pacífico, entre Los Ángeles, puertos nacionales y Centroamérica; aunado a otro más que trabaja en Venezuela.

Al reportar en mayo pasado a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) sus estados financieros del primer trimestre de 2017, Grupo TMM informó que también logró contratar cuatro buques con nuevas firmas petroleras que participan en el mercado mexicano derivado de la reforma energética, mismas que estarán al servicio de Fieldwood Energy, E&P México, Hokchi Energy y Talos Energy.

Por otra parte, Luis Ocejo mencionó que el negocio de buques quimiqueros va creciendo, por lo que en septiembre próximo contratará una nueva embarcación. “Teníamos tres buques, pero entregamos uno por la temporalidad del servicio, en septiembre volvemos a rentar otro más, actualmente los dos que están en servicio son propiedad de la empresa, son barcos especializados que llegan a transportar 22 productos al mismo tiempo y traen una ruta demandante”.

Sin embargo, existen dos segmentos de la división marítima en los que TMM debe atar cabos: el de remolcadores, y el de atención a la industria offshore, en el que aún tiene 12 embarcaciones sin ocupar, amarradas en el astillero con el que cuenta la compañía en Tampico, dándoles mantenimiento con la finalidad de que se ocupen de inmediato una vez que la industria petrolera comience a recuperarse.

Respecto de la parte de remolcadores, la firma presta el servicio en el puerto de Manzanillo, donde la entrada de un segundo operador obligó a TMM a retirar cuatro embarcaciones del servicio, calificando esta política pública de apertura como no necesaria.

"Teníamos ocho (remolcadores) y se van a quedar cuatro. Tenemos siete barcos, tres de ellos en proceso de desincorporación para quedarnos con cuatro nada más, que son las más modernas y potentes que tenemos para el puerto; uno más (que era rentado) ya fue entregado”, añadió Ocejo, quien acota que aún no se calcula el perjuicio en sus ingresos dada la reciente entrada del segundo operador en el servicio.

No fue buena idea (licitar), no se necesitaba, desde nuestro punto de vista no fue una política adecuada, porque no hay una competencia real, sigue habiendo un control de tarifas y operaciones y a final de cuentas, si lo que requerían era una mayor eficiencia en los puertos, o una mayor cantidad de embarcaciones, si nos lo hubieran solicitado a los proveedores, lo hubiéramos hecho sin ningún problema”, enfatizó.

Industria detenida

Si bien algunas empresas como TMM han logrado amarrar contratos para reactivar sus flotas, aun es difícil catalogar esto como una recuperación en la industria, puesto que a la par de estas colocaciones, Pemex ha seguido entregando embarcaciones que tenía a su servicio.

Aún no se puede hablar de una recuperación en el sector porque Pemex ha entregado embarcaciones, por un lado, sí ha habido mayor empleo con petroleras extranjeras en sociedad con mexicanos, pero en cierto modo Pemex ha entregado embarcaciones; entonces, estamos a la espera de que Pemex vuelva a reactivar la parte de perforación y exploración y es donde empecemos a ver un beneficio real en la industria”, indicó Ocejo Rodríguez en su calidad de Presidente de la Cámara Mexicana de la Industria del Transporte Marítimo (Cameintram).

Agregó que algo en lo que trabaja por ahora la cámara es en la defensa de la bandera mexicana de las embarcaciones y en tratar de poner fin a la simulación de abanderamientos por parte de armadores extranjeros.

Se han dado casos donde hemos detectado que el abanderamiento es simulado y de esa forma tenemos una competencia desleal, hay barcos que están en esas condiciones y ellos tienen trabajo y nosotros no, esa es una competencia desleal porque ellos nos tiran los precios y traen un subsidio de otros lados para poder trabajar y nosotros no contamos con ningún subsidio y no estamos buscándolo, pero es una competencia desleal”, insistió.

La Cameintram ha demandado ante legisladores y autoridades la modificación del Artículo 11 de la Ley de Navegación y Comercio Marítimos al considerar que existe simulación en el arrendamiento financiero, lo cual deriva en abanderamientos de embarcaciones extranjeras que restan trabajo a las nacionales.

Ello se da en un contexto en el que 70% de la flota mexicana al servicio de Pemex se encuentra detenida por la crisis financiera que presenta la empresa productiva del Estado, el principal demandante de servicios de transporte marítimo en el país. De esta forma, de la flota total que asciende a 352 embarcaciones, con inversiones superiores a los seis mil millones de dólares en los últimos cuatro años, sólo 62 se encuentran activas, con la consecuente pérdida de 125 mil fuentes de empleo, según datos del organismo, cuyos números no han sufrido gran variación hasta el momento, según Ocejo Rodríguez.

Comenta y sígueme en Twitter: @BetoZanela

Comentarios de los lectores:

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd> <blockquote>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta se realiza para impedir el envío automatizado de mensajes spam.
14 + 0 =
Resuelve esta sencilla operación matemática y escribe el resultado.