Mexgal va por ampliación de Altamira Terminal Portuaria

De acuerdo con la Asociación de Terminales y Operadores Portuarios (ATOP), existen instalaciones en México que buscan ampliar su infraestructura con base en la última modificación realizada a la Ley de Puertos, la cual permite que ello suceda. Una de éstas es Altamira Terminal Portuaria (ATP), que se encuentra lista para emprender un plan de expansión en el puerto tamaulipeco.

En entrevista con T21, Arturo López Riestra, Director General de Grupo Mexgal, controlador de la terminal, expuso que el proyecto consiste en adicionar una tercera posición de atraque ampliando en 350 metros el muelle actual, que consta de 600 metros; así como la obtención de la superficie terrestre correspondiente.

Para ello, dijo, la firma se encuentra a la espera de que la Coordinación General de Puertos y Marina Mercante, de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), defina los criterios mediante los cuales se otorgarán los permisos de ampliación, aunque confía en que durante el primer semestre de este año se darán a conocer.

Bajo este escenario y con la finalidad de ofertar mejores servicios, durante 2015 ATP realizó inversiones en equipamiento nuevo, como una grúa ZPMC Súper Post Panamax con valor de 10 millones de dólares, así como dos grúas de marco o RTG para el movimiento de contenedores en patios.

En tanto, la Ley de Puertos estipula en su artículo 7 transitorio que la SCT, cuando a su juicio existan condiciones y sea conveniente para el sistema portuario nacional, podrá autorizar por una sola vez la ampliación del área de las terminales e instalaciones portuarias de uso público, que hayan sido materia de contratos de cesión parcial de derechos, registrados ante la Secretaría y vigentes a la fecha de entrada en vigor del Decreto.

Las superficies podrán crecer hasta en una posición adicional de atraque con una longitud máxima de 350 metros y sus respectivas superficies terrestres. Dichas ampliaciones se otorgarán siempre y cuando existan por lo menos dos terminales o instalaciones portuarias del mismo giro de distintos operadores en un puerto, lo cual ocurre en Altamira, donde también se encuentra Infraestructura Portuaria Mexicana (IPM), controlada por Pinfra, en el rubro de contenedores.

Efecto Tuxpan

El año 2015 en Altamira, consideró López Riestra, fue en términos generales bueno, aunque el crecimiento en contenedores en ATP fue de sólo 2% respecto de 2014, cuando movió 288 mil 803 unidades de 20 pies (TEU), según información proporcionada por la terminal a T21.

Sin embargo, el directivo comentó que ATP incrementó su participación en otros rubros de carga como la automotriz, atendiendo a General Motors y Volkswagen; así como en carga general.

Respecto de los efectos que pudiera tener el puerto de Altamira con la entrada en operación de una nueva terminal de contenedores en el puerto de Tuxpan, Arturo López Riestra confió en que el impacto para ATP será menor, aunque admitió una mayor competencia entre operadores.

“En el factor Tuxpan sí vemos un incremento en la competencia por ciertas cargas indudablemente, específicamente hacia la zona centro del país. Sin embargo, no es la zona de mayor densidad de carga para Altamira, por lo mismo nosotros nos hemos concentrado en desarrollarnos de San Luis Potosí hacia el norte, aunque al sur de San Luis, como Querétaro, vemos que será una zona de mayor competencia entre tres puertos: Veracruz, Tuxpan y Altamira, porque siempre ha habido carga hacia esa zona desde esos tres puertos”, concluyó.

Twitter: @BetoZanela