Buques, responsables de 59% de contaminación en Manzanillo

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) determinó que del 100% de emisiones de gases de efecto invernadero que realiza el puerto de Manzanillo, 59% son emisiones indirectas que corresponden a los buques que ingresan al puerto, de acuerdo con un comunicado de la Administración Portuaria Integral (API).

El documento precisa además que el resultado global del estudio del BID arrojó que, de los gases de efecto invernadero emitidos por el puerto, 29% incumben a emisiones directas, derivadas del uso de combustibles fósiles en maquinaria o vehículos y 12% corresponde a emisiones indirectas por el consumo de energía eléctrica.

En el marco de la colaboración iniciada desde marzo de 2014 entre la API y el BID, para la realización de diversos estudios ambientales, recientemente miembros de ambas entidades presentaron los resultados del estudio de Huella de Carbono realizado al puerto.

El objetivo del estudio es conocer la totalidad de los gases de efecto invernadero (huella de carbono) emitidos por el puerto, para así, analizar de dónde provienen, cómo se comportan y emprender medidas eficaces orientadas a su reducción.

El estudio se realizó con base al periodo 2013 y para su desarrollo se contó con la colaboración y apoyo de todas las terminales del recinto portuario, las cuales aportaron la información necesaria para la conclusión de resultados.

Los resultados expuestos, corresponden a la situación general del Puerto de Manzanillo, destacando que también se realizó un estudio individual para cada terminal con el objetivo de que cada una de ellas, conozca y trabaje desde su interior en la mitigación de la huella de carbono.

Una vez que el puerto ha establecido su estado actual en la emisión de gases, el siguiente paso es buscar y emprender acciones concretas que a través de una actuación sostenida en el tiempo, logren reducirlos.

El proyecto presentado por el BID, no solo incluye un inventario de emisiones, sino que se ha elaborado un completo informe, en el cual describen acciones de buenas prácticas que han desarrollado diversos puertos a nivel internacional y que les han permitido reducir sus emisiones. De igual forma, se capacitó a la API Manzanillo para seguir realizando la medición de Huella de Carbono, y en lo posterior, ver los resultados de las acciones aplicadas para su reducción.

Twitter: @RevistaT21