SCT anticipa afectaciones al transporte marítimo por Marpol

Guillermo Ruiz de Teresa, coordinador general de Puertos y Marina Mercante de la SCT. Foto: Humberto de la Rosa.

Aunque no se tienen estimaciones sobre cuánto se encarecerá el combustible que se suministra a los buques luego de la adhesión al Anexo VI del Convenio Internacional para Prevenir la Contaminación por Buques (Marpol, por sus siglas en inglés), sí se anticipa una afectación para el transporte marítimo, indicó Guillermo Ruiz de Teresa, coordinador General de Puertos y Marina Mercante.

Sostuvo que desconoce el incremento en el costo del combustible porque eso depende de Petróleos Mexicanos (Pemex), sin embargo, aseguró que impactará al transporte marítimo pero no afectará al comercio internacional por buques, ya que aún así seguirá siendo el modo de transporte más económico.

"Esperemos que no le pegue mucho al transporte marítimo, esta firma del anexo VI implica que vayamos disminuyendo la cantidad de azufre en el combustible, el primer paso fue pasarlo a 3.5% de azufre y en un par de años lo iremos bajando a 1%, eso depende de Pemex porque ellos producen el combustible, ya está de acuerdo y ya está encaminando y esperemos que en un par de años ya tengamos el 1% y en diez años la mitad, 0.5%", dijo.

El funcionario adscrito a la Secretaría (Ministerio) de Comunicaciones y Transportes (SCT) mencionó que esta firma no va a desincentivar el arribo de buques a puertos mexicanos y negó un posible desabasto del energético, ya que "si no se produce aquí, en el futuro se va a poder importar combustible diferente del que produce Pemex y seguramente con la reforma energética se va a poder hacer".

En el marco del IV Congreso Nacional de la Marina Mercante, se firmó la carta de intención para la adhesión del Anexo VI de Marpol en presencia Koji Sekimizu, secretario General de la Organización Marítima Internacional (OMI), para después formalizar el protocolo ante la Secretaría (Ministerio) de Relaciones Exteriores (SRE) y enviar la propuesta al Senado de la República para su ratificación.

Sobre ello, Rodolfo Lacy Tamayo, subsecretario de Planeación y Política Ambiental de la Secretaría (Ministerio) de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), argumentó que el convenio se firma en un momento histórico y tecnológico adecuado, debido a que las investigaciones científicas muestran que las emisiones de partículas negras de ollín que emite el transporte marítimo genera más contaminación que la emisión de gases de efecto invernadero, por lo que era necesario firmar este convenio de la OMI.

Estas partículas negras de ollín son más importantes en el corto plazo (20 años) para incrementar la temperatura del planeta. De hecho, estas partículas, el dióxido de carbono y los óxidos de nitrógeno son los gases más importantes a controlar en cuanto a contaminación ambiental", acotó.

Por ello, informó que Pemex estará en condiciones de suministrar este tipo de combustible requerido en el Anexo VI, ya que se comprometió a invertir en plantas deshidrosulfuradoras que disminuyen el azufre en los energéticos, lo que se convierte en otra área de negocios para la ahora empresa productiva del Estado.

Twitter: @BetoZanela