Seni inicia construcción de dos remolcadores para Pemex

El astillero Servicios Navales e Industriales (Seni), ubicado en Mazatlán, inició la construcción de dos remolcadores azimutales como parte del convenio firmado entre la Secretaría (Ministerio) de Marina-Armada de México (Semar) y Petróleos Mexicanos (Pemex) para la renovación de flota, con lo cual se reactiva la construcción naval en el astillero después de 23 años de no entregar buques a la paraestatal, aunque haya continuado esta actividad ininterrumpidamente para otras entidades.

El convenio firmado por las dependencias del Gobierno Federal ha permitido que diferentes astilleros nacionales reactiven la industria naval en México, ya que también Talleres Navales del Golfo (TNG) en Veracruz comenzó con la construcción de cuatro remolcadores para la paraestatal, celebrando la puesta de quilla de las embarcaciones el pasado 27 de mayo.

En esta ocasión, la Semar adjudicó a Seni la construcción de los dos remolcadores diseñados en España por Armón, al igual que los que hace TNG, para efectuar operaciones en alta mar y maniobras en puerto. El diseño busca conseguir la máxima eficacia en las maniobras de atraque y maniobra de buques con simplicidad de manejo, de forma que pueda ser atendido con un mínimo de tripulación, según un comunicado de SENI.

Los buques tienen 31.5 metros (m) de eslora, 11.2 m de manga, 5.4 m de puntal de construcción a la cubierta principal, 4.2m de calado. Tracción a punto fijo de 50 toneladas, 12 nudos de velocidad para navegación libre, tripulación para 10 personas, tonelaje de arqueo bruto de 428 toneladas aproximadamente; autonomía a 10 nudos, 24 días (cinco mil 600 millas náuticas).

“México cuenta con una posición privilegiada para ser un jugador internacional en la construcción naval (…) cuyo impacto económico es de alta relevancia a nivel regional y nacional; ejemplo de esto es que la construcción de estos dos remolcadores generó de forma inmediata 200 empleos entre directos e indirectos”, comentó Mario Uribe Fenollosa, director general de Seni.

Además, el directivo sostuvo que “esto significa que si se fortaleciera esta industria hasta llegar a construir en México todas las embarcaciones que tanto Pemex, la Secretaría (Ministerio) de Comunicaciones y Transportes (SCT), la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (Conapesca), y muchas dependencias del Gobierno Federal y del sector privado necesitan, se concretarían miles de empleos altamente calificados en el país”, agregó.

En tanto, los dos remolcadores azimutales podrán efectuar maniobras de remolque en puerto y zonas costeras, servicios de remolque en alta mar y contra incendios con bomba de agua-espuma; así como trabajos contra derrame de hidrocarburos con pulverización de dispersantes y su recolección, además de labores de salvamento.

En tanto TNG, además de la construcción de los cuatro remolcadores, participa en el procesamiento de las placas de acero que se emplearán en otras embarcaciones que darán servicio a Pemex. Dentro del programa de renovación de flota de la paraestatal se contemplan 22 buques, siete de ellos serán remolcadores. Cuatro los realiza TNG, dos Seni y uno más se hará en los astilleros de la Semar.