Cabotaje cobra fuerza en medio del desastre

En medio de la actual situación tras el paso de los fenómenos meteorológicos Ingrid y Manuel, donde están dañadas casi dos terceras partes del territorio nacional, los únicos medios que han podido llegar a las zonas siniestradas son el transporte aéreo y el marítimo, a través del cabotaje.

Jesús Amador Valdes Diaz de Villega, doctor en Economía y profesor-investigador del área de Negocios Internacionales de la Universidad Iberoamericana, señaló que esto demuestra que el transporte marítimo intrapuertos es susceptible de desarrollo en el país y que en situaciones de desastre como la que hoy se vive en Guerrero y en otros estados cobra fuerza.

En Acapulco, la ausencia de combustible generó caos en los primeros días y el único transporte capaz de movilizarlo fue el barco mediante el cabotaje, de aquí la importancia de que reforcemos la infraestructura para su desarrollo,

refirió.

En entrevista con T21, el que fuera también miembro del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), indicó que uno de los principales impedimentos para el impulso de dicho intercambio de mercancías es que la actividad comercial se “centraliza” en tan sólo cuatro puertos del país: Veracruz y Altamira, en la parte del Golfo; Lázaro Cárdenas y Manzanillo, en el Pacífico.

Hasta 2012, había en México 117 puertos y los puertos que tienen un tráfico de mayor importancia son tan sólo cuatro, quienes concentran el 57% de participación en las cargas, el 97% en carga de contenedores y el 65% en granel agrícola, lo cual impide el transporte entre puertos,

destacó.

Planteó la necesidad de mejorar y modernizar la infraestructura para lograr una conectividad entre todo el país que permita el desarrollo del cabotaje en México, porque, aseguró, existen las condiciones para hacerlo.

“La mayor partida de recursos se tiene que destinar para atender esta situación de desastre, después reconstruir estas zonas pero, al mismo tiempo, las infraestructuras de conectividad que son necesarias para que México pueda ser más competitivo dada la participación que tiene en la economía internacional”, concluyó.